La ley de los 12 pasos

Con un gol de Santiago Davio desde el manchón de penalti, UES derrotó 0-1 a Dragón en el Barraza.
Enlace copiado
El equipo de la UES  viajó ayer hasta San Miguel para derrotar en el estadio Barraza al Dragón 0-1.

El equipo de la UES viajó ayer hasta San Miguel para derrotar en el estadio Barraza al Dragón 0-1.

La ley de los 12 pasos

La ley de los 12 pasos

Enlace copiado
El UES consiguió un importante triunfo ayer sobre el Dragón gracias a un penalti anotado sobre el final de la primera mitad, el cual rompió un encuentro que por méritos de ambos equipos debió terminar en empate sin gol.

Y es que ni los mitológicos ni los universitarios generaron llegadas importantes, dieron un fútbol tacaño y las llegadas escasearon, los tiros libres fueron la única manera para que los porteros ensuciaran los uniformes.

Parecía en un inicio que el partido sería distinto, ya que el Dragón inició sin contemplaciones el partido, y tras mover el balón Rommel Mejía sorprendió al encarar en solitario a Douglas Batres, el relevo oportuno de Otoniel Carranza evitó el remate sobre apenas 10 segundos.

Felipe Amaya salió a interceptar un tiro de esquina, se quedó con la pelota y avanzó varios metros tratando de darle salida al equipo desde la meta, pero al momento de soltar la pelota, el asistente Leoncio Portillo consideró que ya había salido del área, marcándose la infracción sobre la media luna.

Universidad de El Salvador encontró la apertura en el marcador precisamente a través de una jugada estacionaria; una pelota filtrada llegó hasta el área donde Francisco Ladogana la adelantó con la cabeza, mientras que Felipe Amaya llegó precipitado a la salida y terminó derribando al delantero escarlata.

El árbitro Héctor Salazar no dudó en sancionar la falta. Santiago Davio la cobró, a la derecha del portero mitológico, que estuvo a punto de quitarlo.

NADA DE NADA

El Dragón no se guardaría nada para la parte complementaria, y con el ingreso de Irza Santos en lugar del zaguero Bladimir Osorio, el entrenador Roberto Gamarra dejaba de manifiesto que iría en busca del empate.

El tiempo era el peor enemigo del Dragón, que evidentemente necesitaba irse al frente sin guardarse nada atrás. En ese sentido, los mitológicos se veían vulnerables en retaguardia, pero ante el poco peso que ponía UES, no había manera en la que pudiera hacer daño.

Sin embargo, de nada le sirvió a los locales ser tan superiores, porque no tuvieron una sola llegada que significara el empate.

Tags:

  • UES
  • Dragon
  • penalti
  • LMF
  • Clausura
  • Davio

Lee también

Comentarios

Newsletter