Leyenda brasileña

Cafú es el jugador que más veces se vistió de seleccionado brasileño.
Enlace copiado
Enlace copiado
Si se menciona el nombre de Marcos Evangelista de Moraes es posible que solo pocos aficionados al fútbol sepan de quien se trata. Pero si se dice el nombre Cafú, para muchos se recrean momentos inolvidables, como la final de la copa del mundo Corea-Japón 2002, cuando el lateral derecho levantó la copa del mundo después de que Brasil ganó la final a Alemania, en Yokohama, Japón.

Cafú –que tiene su sobrenombre por el exjugador Cafuringa, que brilló con Fluminense– es el futbolista que más veces ha defendido la camiseta de la selección brasileña, además de tener el privilegio de ser el que más partidos ha jugado con la Verdeamarela en fases finales de un mundial, desde su posición como lateral derecho y su función de capitán.

Nació en el barrio de Jardim Irene y aunque su sueño era jugar en el Sao Paulo, que lo rechazó, fue el Itaquaquecetuba el que le dio la oportunidad de mostrarse. Por azares del destino fue precisamente ante el Sao Paulo que firmó uno de sus mejores partidos y en 1988 los paulistas deciden hacerse con sus servicios, cumpliendo así una de las grandes metas del zaguero, que se inició como extremo derecho.

Cuando llegó al club de sus sueños llegaron también los títulos de campeón a su carrera: un Brasileirao, dos Paulistas, dos Recopas Sudamericanas, dos Copas Libertadores y dos Intercontinentales. La primera, la de 1992, ganada al Barcelona del Dream Team que tenía a Romario, Hristo Stoichkov y Ronald Koeman, entre otros, y la segunda, cosas del destino, ante el Milán.

Ese sería su último partido como jugador de Sao Paulo antes de viajar a Europa, donde Real Madrid tenía una opción preferencial de compra que no se realizó debido a que el jugador y Sao Paulo encontraron otros huecos donde hacer negocio.

Uno de esos sitios fue el Zaragoza español, que se convirtió en el primer equipo de Cafú en el Viejo Continente, donde llegó como cedido para luego regresar al Palmeiras antes de recalar en el Roma, con el que llegó a disputar Liga de Campeones de Europa, competición a la que después regresaría con el A. C. Milán, con el que logró salir campeón en 2007, año en el que los “rossoneros” se tomaron revancha después de haber perdido en penaltis dos años antes contra Liverpool.

En 2005 Milán ganaba por 3-0 al finalizar el primer tiempo, pero los reds empataron el marcador en un segundo tiempo de ensueño que obligó a una definición por penaltis.

Sin embargo, en 2007, a pesar de no ver minutos en el juego salió campeón, convirtiéndose así en parte de aquel histórico equipo que ganó la séptima Copa de Europa.

Con la selección brasileña Cafú llegó a disputar 142 juegos y anotó pocos goles teniendo distinciones individuales como el futbolista sudamericano del año en 1994, así como miembro del equipo ideal de América en cuatro años consecutivos (1992-1995).

Entre sus grandes logros está el haber jugado cuatro mundiales y ganar dos con el seleccionado brasileño: Estados Unidos 1994 y Japón Corea 2002.

Tags:

  • cafu
  • seleccion brasil
  • centenario
  • la prensa grafica

Lee también

Comentarios

Newsletter