Llamado a la mesura

Frank Velásquez pidió no alzar campanas al vuelo a pesar de la abultada victoria sobre Belice.
Enlace copiado
Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Llamado a la mesura

Enlace copiado
El pívot de la selección de fútbol playa Frank Velásquez fue la gran figura de la jornada inaugural del premundial de CONCACAF al marcar seis goles y ponerse como líder del goleo individual del torneo.

A pesar de ese mote, Frank no quiere que se destaque su trabajo por encima del de sus compañeros puesto que, según manifestó, la estrella es el equipo, que comenzó con pie derecho su camino hacia Portugal 2015 al ganar 17-2 a Belice.

El goleador advirtió que la victoria de ayer apenas fue el primer paso y que todavía quedan dos para superar una primera fase que califica como “difícil, en la que nadie va a querer regalar nada”.

“Uno como jugador siempre se entrega al cien por ciento para sacar el resultado. Un premundial no es fácil. Ya sacamos el primer partido, gracias a Dios con un resultado positivo. Este grupo no es fácil, no hay que confiarse, sino ser positivos. Faltan muchos partidos para lograr el objetivo y así como nos entregamos ahora queremos entregarnos siempre, confiando en Dios”, aseguró el jugador en la conferencia de prensa posterior al juego que cerró la primera fecha.

Sobre el choque de hoy ante Puerto Rico, Velásquez aseguró que dosificar el desgaste físico será importante, sin desmeritar a los boricuas.

Sobre alguna cantidad de goles que se proyecta anotar en el torneo el jugador prefirió no hablar porque asegura que “es de mala suerte”. Lo que sí dejó claro es que anotará cuantos le sean posibles.

Lee también

Comentarios

Newsletter