Lo dejó noqueado

FAS dio la tercera derrota seguida al Águila, que ya entró en crisis.
Enlace copiado
Lo dejó noqueado

Lo dejó noqueado

Lo dejó noqueado

Lo dejó noqueado

Enlace copiado
Tercera derrota al hilo y una crisis es el panorama de Águila. Llegó a la edición 222 del clásico nacional después de haber caído en la capital ante Alianza y Atlético Marte, y ayer no pudo ante FAS con un pésimo segundo tiempo en el que no pudo reaccionar y dejó ir tres puntos, pese a que luchó sobre el cierre del juego con Nicolás Muñoz y Williams Reyes como dupla atacante.

FAS, por su parte, resolvió un juego como visitante y evitó que Águila le ganara la serie tras la victoria de 1-0 de la primera vuelta.

Con el triunfo de anoche, el equipo santaneco comienza a hallar la ruta a semifinales. Ya es quinto con 16 puntos.

Águila tuvo el control del partido en los primeros minutos en los que el equipo volcó el fútbol por la banda izquierda y el apoyo de Gilberto Baires, quien condujo la media cancha emplumada.

Cuando Baires se juntaba con Álvaro Lizama y Óscar Cerén todo funcionaba para los de casa. Sabían manejar la pelota para meter en apuros a la zaga de los asociados. Por ello el tanto de la apertura en el marcador no iba a tardar. A los 21 minutos, Cerén se animó con un potente toque por izquierda para mandar el balón a las redes de la portería de los tigrillos.

Lo de Cerén es destacado porque supo manejar el balón y la zaga de los asociados no descifro el movimiento del volante.

Pero el tanto del empate no tardó en llegar. Al '32, Jonathan Águila se encontró con un balón en el área de los emplumados para poner el 1-1 con toque a media altura. Fue golpe bajo para los de casa porque era la primera llegada con peligro que había generado el equipo visitante.

Con el gol de los asociados, Águila ya no encontraba el balón con facilidad en el medio campo y para la segunda parte, FAS empezó con buen pie para ponerse arriba en el marcador al '47. Dustin Corea pateó a marco de pierna izquierda y hubo un pique que complicó a Benji Villalobos, por lo que e balón quedó para que el argentino Julian Di Cosmo marcara en barrida.

Águila estaba complicado en casa, con el marcador a cuestas. Ante eso, el entrenador Julio Dely mandó al campo a Williams Reyes para darle descanso a Miguel Camargo. Con ese ajuste, había dos hombres netos en ataque: Reyes y Muñoz.

Pero FAS no se detuvo en su trabajo de generar llegada y el juego seguía inclinado a su favor.

A pesar de que Águila lo intentó al cierre, no le alcanzó. A eso hay que agregar que Contreras salvó la última oportunidad.

Lee también

Comentarios

Newsletter