Los dos van a paso lento

Universidad de El Salvador sumó su cuarto partido sin victoria ante un Dragón que llegó en horas bajas.
Enlace copiado
Enlace copiado
El empate a uno fue el resultado justo ayer para Universidad de El Salvador y Dragón, que se presentaron en el estadio Cuscatlán con pocas proyecciones ofensivas y a la espera de aprovechar los posibles errores de su rival.

La UES se adelantó gracias a un nuevo fallo en la salida del portero de Dragón, Manuel González, mientras que en el complemento fueron los visitantes quienes igualaron tras una gran acción individual del colombiano Johnny Ríos.

Los locales se mantuvieron fieles al guion, que era mantener el balón. En ese sentido, Éder Renderos y Edwin Benítez se encargaban de llevar el ritmo del partido y desarmar el medio campo mitológico, que luego del primer cuarto de hora navegaba sin rumbo con la esperanza de encontrar un balonazo para Sean Fraser e Irza Santos.

Las dificultades que tenía el Dragón para encontrar la portería rival tenían gran mérito en la muralla defensiva de los locales, que cerraban sus filas y no permitían espacios para los atacantes verdolagas.

Con el partido trabado en el medio campo, la más clara llegaría hasta el minuto 24, cuando Cristian Renderos aprovechó los espacios para probar por derecha desde fuera del área con un derechazo que estremeció la portería de Meme González. Lo que seguiría después retrataría el mal momento que vive el meta del Dragón.

Al 26', González salió mal en un centro dejando la portería sin guardia y permitiendo que Éder Renderos rematara sin marca. Era un partido trabado y esa acción originó la apertura del marcador a favor del equipo que, sin muchos méritos, era el que proponía más en ataque.

Si bien se esperaba que el partido se abriera, lo cierto es que la tónica se mantuvo con dos equipos especulativos.

Ya en el segundo tiempo, el Dragón supo aprovechar la más clara luego de que el colombiano Johnny Ríos se adentrara en el área y de deshiciera de la marca de dos defensas para mandar el derechazo al fondo.

Sin ser más, el Dragón estaba consiguiendo un gol que llegó gracias a una jugada individual del volante cafetero y no por la superioridad en el campo.

A pesar del levantón anímico, el tiempo no le alcanzó a ninguno para llevarse la ventaja en el resultado.

Tags:

  • lmf
  • clausura 2015
  • primera division
  • futbol nacional
  • cd ues
  • dragon

Lee también

Comentarios

Newsletter