Lo más visto

Más de Deportes

Los equipos del “Loco”

El delantero uruguayo Sebastián Abreu sumará con Santa Tecla el club 22 de su carrera.
Enlace copiado
Los equipos del “Loco”

Los equipos del “Loco”

Los equipos del “Loco”

Los equipos del “Loco”

Enlace copiado
Gabriel Campos Madrid

“Me gusta llevar estadísticas para saber lo que uno hace y para que el día de mañana mis hijos sepan lo que hizo su padre, porque en el fútbol la memoria se pierde”. Con esa frase, incluida en su sitio web (www.loco13.com), el uruguayo Washington Sebastián Abreu quiere dejar escrito el legado que ha firmado en la cancha.

El delantero, el fichaje más rimbombante de los torneos cortos en El Salvador, ha tenido un paso tan disperso como resonante en el fútbol. Con Santa Tecla llega a 22 equipos en una carrera que inició en 1995 cuando debutó en la primera división de Uruguay con el Defensor Sporting. En la mayoría de sus equipos, Abreu siempre usó el número 13, una de las condiciones dadas a la directiva tecleña en las negociaciones.

Estas idas y venidas le han llevado a jugar en 10 países distintos y a defender la camiseta de 22 equipos, una marca que le posiciona como el mejor colocado para atacar el Récord Guiness que ocupa Lutz Pfannenstiel, meta alemán activo entre 1991 y 2011, que jugó en 27 equipos en los cinco continentes. Por lo que Abreu aún tendría que cambiar de aires por cinco ocasiones más .

Los inicios de Abreu, sus primeros pasos en cancha de 11, se dan en el Club Nacional de Minas en el año 1987.

En 1992 debuta para el Nacional de Minas jugando contra Olimpia de ese mismo departamento. Su primer gol lo anota contra Las Delicias, pero después de anotar dos goles en los únicos 45 minutos que disputó en el Sudamericano sub-17 de ese año, equipos como Danubio, Nacional y Defesor Sporting comenzaron a pujar por tenerlo en sus divisiones inferiores y es el último el que logra el objetivo y lo hace debutar en 1994 en primera división.

Dos años después, Abreu disputa la Copa Libertadores con su equipo, anotando seis goles y llegando hasta los octavos de final, algo que no pasó desapercibido por los dirigentes de San Lorenzo de Almagro, de Argentina, que lo observan por varios juegos hasta que deciden comprarlo.

A partir de ese momento comienza un fulgurante viaje por Latinoamérica –México y Argentina sobre todo– y Europa. Viste camisas como de Deportivo La Coruña, Real Sociedad, América, Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey, San Luis, Tecos de Guadalajara, Cruz Azul, entre otros. También estuvo en Israel y Brasil. Ahora le toca el turno a Centroamérica.

El sello del “Loco”

Uno de los gustos más recurrentes de Abreu es cobrar los tiros de penalti “a lo Panenka”. En su carrera ha cobrado más de una treintena de veces de esa manera y asegura que solo le han sido detenidos dos, aunque uno de ellos casi le cuesta el descenso a segunda división a Tecos de Guadalajara.

“Mi análisis fue: penalti sobre la hora, por el descenso, Cristante pensará que lo voy a asegurar. La piqué y me lo atajó. Me mataron el periodismo y gente del club. La fecha siguiente decidíamos quién bajaba, si nosotros o el Puebla y faltando 15 minutos metí un cabezazo cruzado al ángulo, ganamos 1-0 y nos salvamos. Me ofrecieron renovar, pero no me como la hipocresía del fútbol: ‘si fui un hijo de p... una semana atrás, no puedo ser un fenómeno la siguiente’. Me fui”, contó el jugador sobre esa experiencia.

Según cuentan el sobrenombre de “Loco” Abreu fue impuesto mientras era jugador de San Lorenzo, dado su gusto por la música a alto volumen, su alegría y extravagancia: era de los jugadores que siempre definía antes de los partidos alguna manera extravagante para celebrar los goles. Y a partir de este torneo, esa locura llegará a Santa Tecla.

Lee también

Comentarios