Lo más visto

MARCHA FRANCESA

Con sufrimiento Francia avanzó a octavos tras ganar a Albania.
Enlace copiado
Incómodo. El zaguero albanés Arlind Ajeti trata de incomodar el cabezazo del delantero Antoine Griezmann.

Incómodo. El zaguero albanés Arlind Ajeti trata de incomodar el cabezazo del delantero Antoine Griezmann.

El gol. Antoine Griezmann marcó un gol al minuto 90 para la selección de Francia.

El gol. Antoine Griezmann marcó un gol al minuto 90 para la selección de Francia.

MARCHA FRANCESA

MARCHA FRANCESA

Enlace copiado
La selección francesa se clasificó a los octavos de final de su Eurocopa con sufrimiento y agonía al vencer 2-0 a Albania en el Vélodrome de Marsella, con dos goles en los últimos instantes de partido.

Antoine Griezmann, que empezó el partido en el banquillo, respondió a los críticos abriendo el marcador en el 90'. Con Albania en busca del empate, Dimitri Payet puso el tanteo definitivo en el 95' y evitó problemas mayores a una selección francesa que volvió a sufrir ante un rival aparentemente menor.

En su debut, los galos derrotaron 2-1 a Rumania con otro tanto salvador de Payet en los últimos minutos. Ayer la agonía se estiró un poco más, pues no fue hasta el 90' cuando Griezmann calmó la ansiedad del país anfitrión con un cabezazo.

Tal y como se especuló en la previa, el seleccionador francés, Didier Deschamps, dejó en el banquillo de inicio a los dos mejores hombres, las dos estrellas “bleu”, Griezmann y Paul Pogba.

Tras esa decisión, a Francia le faltó mucha pegada en el Vélodrome de Marsella, donde antes del pitido inicial se dedicó un minuto de aplausos en honor a los dos policías asesinados en París por un militante del Estado Islámico.

En lugar de Pogba y Griezmann jugaron Kingsley Coman y Anthony Martial, dos jugadores eléctricos pero no tan determinantes como los primeros.

Francia arrancó el duelo avisando con un remate de Olivier Giroud, que fue desviado por poco. Fue en la cabeza del fornido delantero donde estuvieron las mejores ocasiones. Incapaz de llegar tocando la pelota, Francia intentó hacer daño con balones aéreos.

Les Bleus fueron los dueños de la pelota en los primeros compases del partido, pero no lograron crear peligro en el área de Albania. Aunque es una debutante en el torneo, la selección de Gianni de Biasi ya demostró en su debut, cuando perdió 1-0 con Suiza a pesar de jugar una hora con un hombre menos, que sabe y le gusta sufrir.

Hoy, sin embargo, no fue tanto sufrimiento. Francia se fue al descanso sin haber probado al portero rival y fueron de Albania las ocasiones más claras.

Pogba, el hombre al que apuntan los focos en Francia, salió tras el descanso por Martial en un intento por parte de Deschamps por hacer reaccionar a la selección. Y en el primer minuto Coman remató un centro que se marchó pegado al poste.

Pero Francia siguió jugando con fuego y Albania casi abre el marcador después de que un rebote entre Bacary Sagna y Memushaj lo frenara el poste, con el portero francés Hugo Lloris vencido.

Después de eso, Francia empezó a volcarse en el área rival según pasaban los minutos, pero era incapaz de ver arco. De hecho, su primer tiro entre los tres palos no fue hasta el propio gol de Griezmann.

Y cuando el Vélodrome era ya una fiesta, Payet deleitó a todos con otro lujo. Si ante Rumania se inventó un disparo lejano que entró por la escuadra, hoy se zafó de un rival en el vértice del área para colocar la pelota en el fondo de la redes.

Lee también

Comentarios