Lo más visto

Más de Deportes

MARCÓ EL TERRENO

Real Madrid ganó al Athletic y sacó cinco puntos al Barcelona.
Enlace copiado
MARCÓ EL TERRENO

MARCÓ EL TERRENO

Enlace copiado
El Real Madrid se aseguró la punta de la Liga española una jornada más al imponerse en la cancha del Athletic de Bilbao por 2-1 en un gran partido de Karim Benzema.

Autor del primer gol blanco, en el minuto 25, el delantero francés lideró a un Real Madrid que sigue sin convencer con su juego, pero que aprovechó un error garrafal de la defensa de los dirigidos por Ernesto Valverde para que el brasileño Casemiro cerrara el encuentro con el segundo, en el 68'.

De nada sirvió, a la postre, que Aritz Aduriz recortara distancias, en el 65', para el Athletic. Los tres puntos cayeron en la cuenta del equipo de Zinedine Zidane, que redobló la presión sobre sus perseguidores. 

Aún con partido aplazado pendiente de disputar, los blancos suman ahora 65 unidades, cinco más que el Barcelona, que hoy recibe al Valencia en el Camp Nou, y ocho más que el Sevilla, que también hoy visita la cancha del Atlético de Madrid.  

Liderado por un excelente Benzema, omnipresente en toda la cancha, el Real Madrid se fue ya con ventaja de un primer tiempo que comenzó dominando claramente el Athletic y que fue tomando color blanco a medida que avanzaban los minutos y el delantero francés se hacía con la manija de su equipo.

Suyas fueron las dos asistencias en los dos primeros avisos del Real Madrid, firmados por Cristiano Ronaldo. Suyo también el primer gol del partido, un intercambio de papeles entre el astro luso y el francés.

Cristiano Ronaldo telegrafió un pase desde la banda izquierda y Benzema, desde el punto de penalti, remató al más puro estilo del portugués.

Sin hacer un juego brillante ni poner en demasiados apuros al Athletic, los de Zidane tomaban ventaja y obligaban a los vascos a reaccionar.

Lo hicieron de a poco, buscando más el centro que las bandas, donde Íñigo Lekue –por la izquierda– había reinado en el primer cuarto de hora. Pero por ahí no lograron grandes réditos los de Valverde, expuestos, además, a las contras del Real Madrid.

Tras el descanso, sin embargo, el Athletic recuperó el dominio del balón y minimizó a los blancos, que no supieron cómo tapar los avances de Iñaki Williams por la banda derecha.

En uno de ellos, el medido centro del delantero vasco llegó a la cabeza de Raúl García, que peinó para que Aduriz rematara en boca de gol.

El tanto, fabuloso, tuvo una respuesta inmediata del Real Madrid, que aprovechó una jugada a balón parado y un tremendo error de la defensa vasca para tomar de nuevo ventaja tras un cobro de tiro de esquina de Toni Kroos que remató solo en el área pequeña Casemiro para dar la victoria que pone presión extrema en el Barcelona.

Lee también

Comentarios