Más que un juego

Metapán consolidará su liderato si vence a un Águila que necesita sumar para frenar su mala racha.
Enlace copiado
Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Más que un juego

Enlace copiado
Caleros y emplumados se reencontrarán esta noche en el estadio Jorge “el Calero” Suárez para disputar un encuentro que seguramente marcará su porvenir en el Clausura 2015.

Los tricampeones llegan con la etiqueta de líderes y la posibilidad de desligarse de sus escoltas, por lo que una victoria significaría un gran paso en sus pretensiones de alcanzar las semifinales.

Esa opción es la que más le interesa al técnico de los jaguares, Jorge Rodríguez, para quien no tiene mayor relevancia que el rival de turno sea el mismo ante el cual se logró el tercer título consecutivo para la entidad metapaneca.

“La posibilidad de ganar está ahí, pero no porque sea el Águila o porque sea un partido especial, sino porque es el partido que se viene y queremos ganarlo”, afirmó el entrenador calero, Jorge Rodríguez.

Los caleros registran dos triunfos consecutivos, por lo que esperan prolongar su buen momento a costa del equipo emplumado. “Pienso que cada partido va siendo más difícil, pero nosotros queremos llegar a la próxima fase”, comentó el volante Christian Sánchez, para luego agregar: “Vamos a mantenernos en el primer lugar. Confiamos en Dios que así será”.

Durante las últimas dos semanas, el cuerpo técnico del Isidro Metapán prescindió de cuatro de sus jugadores (Romeo Parkes, Héctor Ramos, Milton Molina y Jonathan Barrios), quienes atendieron el llamado de sus respectivas selecciones en el marco de la fecha FIFA.

“Hacen falta en el trabajo, pero es la oportunidad para trabajar con el otro grupo que no ha podido jugar, esto con el objetivo de que estén listos cuando les toque disputar minutos”, explicó René Ramírez, preparador físico del equipo.

TIEMPO DE CAMBIOS

Luego de acumular su tercera derrota al hilo del campeonato, el Águila solo piensa en la reivindicación. De acuerdo con el timonel Julio Dely Valdés, los entrenamientos previos a este duelo fueron claves y se aprovecharon al 100 %.

“Ya hemos hablado y no es una situación fácil. Esta es una situación en la que solo juntos podremos sacar esto adelante. No podemos quedarnos de brazos cruzados”, apuntó Valdés.

Cabe destacar que el duelo ante los cementeros quedará marcado por el retorno del atacante Nicolás Muñoz al estadio Jorge Suárez Landaverde, que fue su hogar los últimos dos años y medio.

El panameño descartó cualquier polémica y declaró que toma el partido sin mayor cautela, aunque sí con la responsabilidad de sumar de a tres para romper la mala racha del equipo. “Estoy muy tranquilo, la verdad. No le pongo mucho cuidado a eso. Sabemos que será importante ir, hacer un buen partido y ganarlo”, manifestó.

“Creo que todos estamos mentalizados en eso. Esta semana me prepararé al igual que las jornadas anteriores para hacer un buen juego”, apuntó el referente ofensivo de los emplumados.

Lee también

Comentarios

Newsletter