Lo más visto

Mejor, imposible

El Barcelona ganó 18 de sus 19 juegos en la primera vuelta de la Liga española y supera por 18 puntos al Real Madrid.
Enlace copiado
Mejor, imposible

Mejor, imposible

Enlace copiado
El Barcelona sigue líder intratable e invicto, tras superar ayer al Málaga, que en dos errores puso el encuentro en ventaja para el equipo azulgrana, que supera en 11 puntos al Atlético de Madrid y en 18 al Real Madrid.

Los catalanes alcanzaron 55 de 57 puntos posibles en la primera vuelta, algo que su entrenador Tito Vilanova calificó como “una pasada”.

“Nos sentimos muy contentos y satisfechos. Hacer 55 de 57 puntos es una pasada. Esto no sería posible si estos jugadores no quisieran seguir ganando ni tuvieran la ambición de hacerlo. Esa ambición por seguir ganando es la clave, no hay otra”, apuntó el técnico barcelonista, quien recordó que “en el momento en que se quite el nivel de ganas de vencer, se perderá”.

Nueve años hacía que el Málaga no ganaba al Barcelona. Fue en 2003, cuando dirigía al conjunto malagueño Juan de Ramos, y con una tarde memorable del exdelantero Salva Ballesta, que consiguió tres goles. A partir de ese momento, algún empate y varias derrotas.

El Málaga se presentó en La Rosaleda con dos cambios en el once inicial, Sergio Sánchez en el lateral derecho por el sancionado Gámez, y el francés Jéremy Toulalan, por Portillo, en el centro del campo. El Barcelona apostó por el argentino Mascherano en el centro de la zaga y el brasileño Dani Alves en el lateral derecho.

El Málaga inició el partido presionando, pero a medida que iban pasando los minutos el Barcelona se fue asentando e incluso Leo Messi tuvo la primera ocasión en un error del central Weligton, que aprovechó el argentino, pero en última instancia el guardameta Willy Caballero le quitó el balón con la mano izquierda.

El conjunto malagueño no se amilanó, iba al ataque, Camacho avisó con un lanzamiento y Santa Cruz a punto estuvo de llegar a una cesión de Mascherano a Valdés. El encuentro era ofensivo por ambas partes, prácticamente no existían las defensas, aunque el Barcelona dominaba y era el que más tenía el balón.

El encuentro transcurría sin excesivas oportunidades, un lanzamiento de Iniesta que despejó Caballero, y a continuación un error en la entrega de Camacho, que quería ceder al guardameta, no vio a Messi, que quebró al portero y marcó el primero en el minuto 26.

El gol por el error le dejó tocado. El Málaga le estaba tratando por igual al líder, pero los fallos se pagan. Descolocada la defensa configuró otra ocasión, esta vez de Cesc, cuyo disparo se fue fuera por centímetros. Los andaluces fueron asimilando el golpe, se armaron de nuevo y volvieron a la carga con varios acercamientos al área azulgrana, aunque faltando ese último pase ganador y esa pegada demoledora.

Cuatro minutos duró el Málaga en la segunda parte. Un pase de Messi a Cesc Fábregas, que se adelantó a Sergio Sánchez, cruzando el balón en la salida de Caballero, consiguió el segundo gol. El partido, a partir de ese momento, decayó, con un Barcelona tranquilo y un equipo local sin ritmo y apesadumbrado.

El Barcelona ni se inmutó por alguna acción esporádica de los malaguistas y cada vez que se acercaba a la portería del gran Caballero creaba peligro. La entrada al campo del delantero argentino Diego Buonanotte, por Eliseu, le dio algo más de poder ofensivo y por lo menos merodeó algo más el área rival.

Todo estaba sentenciado por la superioridad del Barcelona, que quiso redondear la noche con otro gol, esta vez de Thiago, en un disparo desde fuera del área, que Caballero no pudo atajar. Quedaban pocos minutos y los locales querían el gol del honor, que lo obtuvieron de un lanzamiento magistral de falta de Buonanotte. Exhibición azulgrana ante un Málaga que pagó los fallos.

En otro partido, el Betis consolidó su puja por los puestos de clasificación a la Liga de Campeones europea al batir por 2-0 al Levante. El equipo dirigido por Pepe Mel ganó su quinto partido de los últimos siete disputados y se quedó en soledad en el cuarto lugar de la tabla, tres puntos por encima del Málaga. Gracias a los goles del costarricense Joel Campbell (7 minutos) y Rubén Castro ('63).

Tags:

  • FC Barcelona
  • Lionel Messi
  • futbol internacional
  • liga de España

Lee también

Comentarios