Mejor uno que ninguno

La Universidad de El Salvador se dejó robar un punto de Metapán, pese a dos ventajas en el marcador.
Enlace copiado
Mejor uno que ninguno

Mejor uno que ninguno

Enlace copiado
Sí, definitivamente empatar siempre será mejor que perder. Tanto si se trata de un equipo condicionado a coquetear con el descenso en la espalda como si se trata de campeones con la obligación de rearmarse tras un desmembramiento poco menos que traumático.

Así, la Universidad de El Salvador e Isidro Metapán se pararon ayer en la cancha del estadio Cuscatlán en un partido al que ambos asistían con la necesidad de ganar, pero que solventaron con un empate que sin ser triunfo les supo bien a ambos.

A los pumas, porque luego de tres derrotas en fila, y de que Once Municipal les recortara tres de los 15 puntos de desventaja con que comenzó el torneo, les sirvió para detener el conteo de caídas y para recuperar una de aquellas tres unidades. A Metapán, porque sumó un punto de visita y rescató un partido que nunca tuvo cómodo y donde debió remar contracorriente en dos oportunidades en el marcador.

Todavía esperaban los equipos a calentar con el sol de mediodía cuando, sobre siete minutos, Elenilson Ventura pitó penalti por una caída dudosa de Otoniel Salinas tras contacto con Ernesto Aquino. A anotar, seguro, llegó Ramiro Carballo: sencillo, directo al centro y la ventaja para la U, ante el reclamo de “Bochinche”.

Metapán intentó recomponerse aunque es evidente que su tejido no ha cicatrizado. Aún son un hueco no cubierto los que han dejado las marchas de Ramón Sánchez y Paolo Suárez y por ello los caleros no produjeron una verdadera amenaza de empate hasta que tuvieron una jugada a balón parado. Al '28, en tiro de esquina, el uruguayo Jorge Ramírez saltó más que ninguno y metió un frentazo que superó a Elmer Iglesias. Empate.

Con el encuentro nivelado, los jaguares dejaron de sufrir y comenzaron a tener más pelota. Sin embargo, pagaron caro una contra que armó la UES, al '40, y que acabó con Gustavo López solo ante Mondragón, valiente en la salida; engañado en la definición de “la Bestia”: fuerte y abajo, pegado al poste. Ventaja de nuevo para los pumas.

Empero, el gustó les duró poco. Cinco minutos después, en una jugada igual de dudosa que el penalti académico, Ramírez fue bajado al borde del área por un defensa de la U y Elenilson volvió a apuntar al manchón de penalti. Claro, el del otro lado de la cancha. Lo que no cambió fue la conclusión: también en el fondo de las redes, esta vez convertido por Nicolás Muñoz.

El intercambio de gol(p)es de la primera mitad se quedó en la parte física para la segunda. Pese a la llegada de Cheyo en los jaguares y que la U apostó en el último cuarto de hora por refrescar su sector ofensivo, hubo más tarjetas amarillas (5) que jugadas de peligro en la segunda mitad. La U sumó un punto que fue mejor que perder por remontada y Metapán sumó uno que fue mejor que ninguno por las desventajas.

Tags:

  • UES
  • Isidro Metapan
  • Clausura
  • LMF

Lee también

Comentarios

Newsletter