Lo más visto

Más de Deportes

Mujeres en las MMA

Condición física, defensa y competir a alto nivel, son de las motivaciones de las chicas para practicar este deporte en El Salvador.
Enlace copiado
Mujeres en las MMA

Mujeres en las MMA

Mujeres en las MMA

Mujeres en las MMA

Enlace copiado
Las Artes Marciales Mixtas han ganado popularidad en el público femenino salvadoreño por tres razones: ejercicio, defensa personal y alta competencia.

De acuerdo con Carlos Betancourt, presidente de la Federación Salvadoreña de Kickboxing, existen más de 100 mujeres practicando estas disciplinas en los 21 academias que funcionan en el país.

La cantidad de horas semanales que dedican a este deporte depende de las ocupaciones en la que cada una invierte su tiempo y las necesidades por las cuales se involucraron en él.

“No estamos peleados con otras disciplinas, somos abiertos a que practiquen cualquiera de ellas. Las mujeres no solo ven esto de acuerdo con las peleadoras, sino como acondicionamiento físico, ya que tienen clases de cardio kickboxing, fitness y crossfit”, comentó Betancourt.

En cada práctica, las chicas se someten a una rutina ordenada que inicia con una preparación básica y termina con la puesta en práctica de artes marciales. Calentamientos, estiramientos, salto de cuerda, técnica, saco, trabajo de suelo, técnica específica de golpeo en el suelo, acondicionamiento físico y un circuito demostrativo, bien resume cómo se va ascendiendo en el nivel.

VIVENCIAS

Entre las mujeres que se han metido a la disciplina hay de todas las edades y motivaciones. Para el caso, la capitalina Blanca Cruz presenció una pelea en un tope en Juayúa, luego un entreno y se enganchó al deporte.

“El sensei me motiva en cada entreno y la práctica me quita el estrés”, sostiene la asistente de trámites aduanales.

Luego, la estudiante de bachillerato Joselyn Martinez, de 16 años, encontró en el deporte un aliciente para su autoestima. “Tengo un carácter muy débil y me recomendaron que practicara algo que lo endureciera, y ahora dejo el corazón en la jaula (de pelea)”, sostiene.

Mientras tanto, Katherine Bonilla dice con cada entreno: “No a las libras de más”. “Tenía sobrepeso y me llamó la atención en un gimnasio en la casa de un amigo, practicar MMA y grappling”. “Yo peleaba de pequeña con mis primos, pero ahora tengo siete años aquí”, añade la estudiante de comunicaciones.

De las atletas, quien ha logrado el sueño de representar al país es la chalateca Karla Coreas, quien ya compite profesionalmente tras superar la sobreprotección de sus padres. “No me permitían hacer otra cosa que estudiar, cuando llegué a la U practiqué boxeo, desde el 2008 hasta hoy”.

Lee también

Comentarios