Lo más visto

“NADA ES IMPOSIBLE”

El marchista Luis López sueña con una medalla en 50 km marcha, en Río.
Enlace copiado
Preparación. A final de mes, López viajará a una base de entrenamiento en Brasil junto a Yesenia Miranda, donde afinarán estrategia.

Preparación. A final de mes, López viajará a una base de entrenamiento en Brasil junto a Yesenia Miranda, donde afinarán estrategia.

“NADA ES IMPOSIBLE”

“NADA ES IMPOSIBLE”

“NADA ES IMPOSIBLE”

“NADA ES IMPOSIBLE”

Enlace copiado
Un sueño y una hazaña, así considera Luis Alfonso López la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016. El atleta oriundo de San José Guayabal obtuvo la plaza olímpica en el Circuito Internacional de Ciudad Juárez en México, que fue su primera participación en 50 kilómetros marcha y después de 11 meses de haber regresado a la pista bajo la dirección técnica del cubano Rigoberto Medina.

López será el tercer andarín cuscatleco que de manera consecutiva competirá en los 50 kilómetros de unos Juegos Olímpicos, después de Salvador Mira en Pekín 2008 y Émerson Esnal Hernández en Londres 2012.

Luis competirá el viernes 19 de agosto por la mañana y en el orden histórico será el octavo andarín cuscatleco en participar en una cita olímpica. López aseguró la plaza olímpica al lograr la marca de 4:01.59 horas en los 50 kilómetros durante su participación en el Circuito Internacional de Ciudad Juárez en México, el pasado 6 de marzo.

“Hay que darle gracias a Dios por la oportunidad de haber clasificado, sé que los 50 kilómetros es una prueba muy dura, pero con la fe en Dios y un buen entrenador he logrado clasificar”, expresó el atleta de 22 años.

López tiene como objetivo terminar los 50 kilómetros en Río con una marca de 3:40 o 3:45 horas. El actual campeón olímpico de esta prueba es Jared Tallent, de Australia, quien registró 3:36:53 en Londres 2012.

“Todo atleta sueña con ir a unos Juegos Olímpicos y la meta es ver si podemos pelear por una medalla. No había pensado estar tan pronto en unos Juegos Olímpicos porque me había retirado y no pensaba regresar. Regresé a la marcha cuando vino el profe Medina y él me puso en la mente ir a los juegos Olímpicos”, comentó el andarín.

López es el mayor de los cinco hermanos que crecieron bajo la guía de su madre Margot Menjívar y con él son tres los miembros de este núcleo familiar los que practican la marcha. Inició su carrera deportiva en San José Guayabal en 2010, bajo la dirección técnica de Ricardo Reyes, a quien conoció durante una de las carreras de obstáculos en las que participaba con el Centro Escolar Cantón Ánimas de esta localidad.

“De parte de la escuela nos llevaban a correr a uno y ahí conocimos al entrenador Ricardo Reyes. Nos enseñó a marchar a mi tío Óscar y mi hermana. Al principio me daba pena por la técnica y forma de marchar”, relató el atleta.

En 2012 optó por un retiró debido a diferencias con su entrenador y ese mismo año entabló una relación con su compañera de equipo Yesenia Miranda. El lanzamiento del Proyecto Caminante con el entrenador Rigoberto Medina, en febrero de 2015, despertó en Luis López el deseo de volver a la pista.

Con el cubano, López trazó nuevos horizontes y tomó la decisión de marchar los 50 kilómetros. “La prueba de los 50 no cualquiera la hace. Al principio no quería marchar esta prueba, pero me preparé y logré la clasificación”.

Lee también

Comentarios