Lo más visto

Necesitaban un goleador y acepté el reto”

Jefferson Viveros se destapó con un triplete y es el nuevo líder de goleo del torneo.
Enlace copiado
Necesitaban un goleador y acepté el reto”

Necesitaban un goleador y acepté el reto”

Necesitaban un goleador y acepté el reto”

Necesitaban un goleador y acepté el reto”

Enlace copiado
El colombiano Jefferson Viveros llegó a El Salvador por primera vez en 2013. Se adaptó pronto a lo que requería el estratega colombiano Jaime de la Pava. Con ese buen trabajo en FAS, aunque no ganó el título, sí ganó el derecho a volver al país, a los equipos Juventud Independiente y Limeño. Con este último el cafetero es actual líder de goleo, con 11 dianas.

¿Cómo se siente en el fútbol salvadoreño, luego de las experiencias con FAS (2013), Juventud Independiente (2015) y ahora Municipal Limeño (2015-2016)?

Muy bien, adaptado a la liga. Vamos comprendiendo lo que quiere el equipo y la idea del cuerpo técnico para lograr los objetivos del torneo.

Con FAS no pudo ganar el título en 2013, pero usted asegura que de parte de la afición asociada sigue habiendo cariño para usted...

Hubo momentos alegres previo a esa final, pero tristemente no se logró el título. La gente reconoce lo bueno que hubo en ese entonces. Eso es gratificante para uno, que aún se recuerden de uno y lo traten con cariño.

¿Y cómo calificaría el paso por Juventud Independiente?

Me tocó llegar a un equipo muy joven, que recién se desarmaba. En ese momento se habían ido Herbert Sosa, Rodrigo Rivera, Antonio Rugamas y otros. Pero se hizo un torneo interesante. Peleamos las opciones hasta la última fecha. San Juan Opico es un pueblo pequeño y agradable. Fue un grupo muy noble, una bonita experiencia.

¿Por qué dice que sí a Limeño, que estaba en segunda división?

Pues yo estaba en Colombia, tenía un par de opciones y una de esas era en un equipo de primera división de El Salvador. No fue algo muy concreto. Luego salió lo de Limeño. Fue para segunda, pero el equipo había sido campeón del primer torneo, por lo que había una final segura por el ascenso. Averigüé con compañeros sobre el medio. Primero que todo es un equipo responsable y tenía buen plantel. Lo que necesitaban era un goleador. Entonces me atreví, tomé la decisión de aceptar el desafío. Muchos compañeros me criticaron la decisión, por lo que era jugar en segunda. Pero al final acá se reflejó el trabajo y se logró el objetivo.

Por ahora es líder de goleo, con 11 tantos, pero hay varios escoltas. ¿Cómo ve la lucha por el goleo?

Acá hay buenos goleadores como el caso de David Díaz, Gustavo Guerreño y otros que están cerca. La idea de nosotros es seguir anotando. Uno como delantero siempre quiere anotar. Pero Dios es el que sabe cómo nos lleva. Tenemos que estar tranquilos y que eso no lo desespere a uno. No hay que volverse egoísta y pensar siempre en el equipo. Gracias a Dios, yo he pasado por varios equipos y mi característica es ser un jugador que aporta mucho para el equipo. Por ahí hay momentos en los que las cosas no pintan bien, pero los goles siempre se dan.

¿Sus planes son seguir en Limeño?

Bueno, primero que todo acá en Limeño estamos con la opción de clasificar. Con el equipo que tenemos pensamos en grande. Es un equipo humilde, pero pensamos en grande. Ahora hay que terminar con la institución y luego ver qué propuestas salen, o ver si en esta institución quieren seguir contando conmigo.

¿Le han preguntado en Colombia sobre cómo es el fútbol de la liga salvadoreña?

Sí. Por ahí, la liga salvadoreña no se escucha en el fútbol colombiano. Me preguntan que cómo es. Yo digo que es una liga muy fuerte, a comparación de la colombiana. Por ahí lo que complica un poco son los terrenos de juegos, pese a que hay otras canchas que están en un muy buen estado. Este es un fútbol muy aguerrido, fuerte. Incluso, hay jugadores que cuando salen de acá y van a otras ligas, se les hace hasta más fácil. A mí me pasó cuando de acá me fui para Colombia. Por ahí no pegan tanto, te dejan jugar, te dejan más espacios, cosa que acá es difícil.

¿Es complicado para el extranjero en general el poder adaptarse a la línea de El Salvador?

La verdad es que sí. Acá han llegado muy buenos jugadores y por ahí no han dado lo que se espera. Es difícil adaptarse. porque son muchas cosas. Aparte de la cultura es la alimentación. Cada país tiene su tipo de comida. Muchas cosas que a la larga te afectan, pero de pronto hay personas que sí se logran adaptar y hay otras a quienes les cuesta un poco más. Luego también tiene que ver un poco el estado anímico de cada jugador.

Lee también

Comentarios