No hay voluntad de cambiar”

El técnico de la selección se quejó de la irresponsabilidad de la FESFUT con los amistosos ante Perú y Armenia.
Enlace copiado
Cansado Maradiaga se ha resignado a que la FESFUT no lo ayudará a hacer su trabajo.

Cansado Maradiaga se ha resignado a que la FESFUT no lo ayudará a hacer su trabajo.

No hay voluntad de cambiar”

No hay voluntad de cambiar”

Enlace copiado
Samuel Martell

Enviado

El técnico Ramón “Primitivo” Maradiaga mostró por primera vez su descontento con la FESFUT por la manera en que ha descuidado detalles que, según él, han afectado su plan de trabajo en los últimos partidos.

¿Cómo llega el grupo tras el retraso para llegar a Washington?

Cansado por este largo viaje. Espero que con las horas de descanso que tengan puedan permitirle mañana (ayer) la claridad para captar la idea que queremos implementar ante Perú y contra Armenia.

¿Le preocupan los fallos logísticos de los últimos juegos?

Más que preocupación lo que me resulta es extrañeza porque uno planifica. Pero aquí no sé lo que pasa, hay cosas que me han molestado porque afecta tu trabajo.

¿Qué cosas no le han gustado?

La verdad es que molestan muchas cosas, como el hecho que uno establece nombramientos y al final no se cumplen. Considero que muchos jugadores tienen razón cuando exteriorizan que atender una convocatoria a la selección significa un caos, un infierno (para ellos) porque uno como técnico convoca y no se cumple lo que uno desea.

¿En qué ha fallado la FESFUT?

Para estos dos amistosos ante Perú y Armenia uno desea a todos los jugadores a los que ha convocado, pero al final te das cuenta que no pueden sacarles siquiera una visa. Hay que cambiar, hay que definir muchas cosas. Apelo a lo que un entrenador mío me dijo, que cuando uno está montado en el macho hay que jinetearlo, y simplemente me queda el hecho de saber que se ha venido contra todos los obstáculos dentro y fuera del país para cumplir estos compromisos.

¿Qué pide a la FESFUT mejorar?

A estas alturas es difícil pedir cambios, estoy convencido que no podré cambiar algunas cosas dentro de la selección, que mejor voy a navegar donde las aguas me lleven. Con esto no quiero decir que no mostraré empeño por hacer bien mi labor, pero ya no vamos a intentar nada que sabemos no hay voluntad de hacer cambios.

¿Se cansó Ramón Maradiaga?

No es que me haya cansado de esto, tampoco acepto esto, me convencí que cuando no hay interés, el mínimo deseo de cambiar las cosas, difícilmente se pueden revertir, independiente de quién esté al frente de la selección.

Lee también

Comentarios

Newsletter