No me pueden dejar solo con el mandado”

El técnico argentino pidió que la junta directiva se acerque más al plantel.
Enlace copiado
No me pueden dejar solo con el mandado”

No me pueden dejar solo con el mandado”

Enlace copiado
<p></p><p></p><p></p><p>[email protected]</p><p></p><p></p><p>Roberto Gamarra presentó su renuncia al cargo de entrenador de la Universidad de El Salvador después de perder 3-2 ante Once Municipal por la jornada nueve. Pero la junta directiva comunicó a través de su vicepresidente, Jorge Ruiz, que no había sido aceptada y el estratega suramericano accedió a quedarse en las filas escarlatas después de que la dirigencia lo convenciera. Pero aclaró que él no puede asumir toda la responsabilidad en la dirección del equipo, por lo tanto pidió que los directivos estén más cerca del plantel. “El Toto” no se guardó nada, por lo que las solicitudes fueron más allá de los directivos. Además, denunció que hay jugadores que, a su llegada a la UES, mejoraron su estatus económico, pero no así el futbolístico.</p><p></p><p></p><p></p><p></p><p></p><h2>¿Por qué decide quedarse en la UES después de que presentó su renuncia luego del juego ante Once Municipal por la fecha nueve del Apertura 2012?</h2><p>Cambié en 360 grados mi decisión. No la suelo cambiar. Ya había presentado mi renuncia y la ratifiqué en la plática con la directiva. Me convencieron porque hubo unanimidad, me llegaron las cosas que me dijeron. Pasaron cosas inéditas que no ocurren en ninguna parte, que apoyan unánimemente al entrenador y le piden al entrenador que se quede. Yo ya tenía todo listo para salir del equipo, porque así pienso a donde voy cuando las cosas no se dan por a o b motivos. Hay otros que son ‘cuerudos’, que se quedan hasta que los echen, pero yo no soy así. Cuando veo que las cosas no funcionan, soy el primero en hacerme cargo de la situación.</p><p></p><h2>Usted dijo en plática con LA PRENSA GRÁFICA que si se fallaba en este torneo, no había excusas, porque usted había armado el equipo para encarar la competencia...</h2><p>Yo traje en un 80% el equipo y eso es lo que más me duele y me molesta. Yo quería traer a otro delantero y se lo dije a la junta directiva y hubo un dirigente que se opuso. Entonces, para evitar polémica preferí apartarme. Pero el tiempo me dio la razón. Los goles son amores. Creo que los jugadores que yo quería traer me iban a dar goles. Adolecemos de una parte del fútbol que es importante: los goles.</p><p></p><p></p><p></p><h2> ¿Ya le manifestó a la junta directiva que hay jugadores que no están poniendo todo de su parte para aportar al equipo escarlata?</h2><p>Hay jugadores que no están rindiendo, que han mejorado su estatus económico y eso es lo que más me molesta. Trajimos a un jugador que en su club anterior ganaba $600 y ahora gana $1,500. Ha mejorado su estatus económico, pero ha desmejorado su estatus futbolístico. Eso es lo que me molesta. Si mejorás tu estatus futbolístico, cuidalo; porque así como lo ganaste, en otro momento lo podés perder. Son varios los que están en ese caso. Hay jugadores que deben acercarse al nivel que tiene Ramiro Carballo o Juan José Gómez y otros. Los demás están en deuda y este no es un equipo de tenis donde juegan dos solamente. Tienen que jugar bien los 11. Entreno para ganar, no para perder, esa es mi molestia.</p><p></p><p></p><h2>¿Cree que se puede cambiar la situación en UES, tomando en cuenta el rendimiento mostrado por el equipo en sus últimas presentaciones?</h2><p>Me llegó la forma en que me pidieron que me quedara, me dijeron que no podíamos romper así el contrato. Si yo me iba, estaba dando a entender a la gente que era un fracaso. Me dijeron que creen en mi trabajo. Esas cosas que me dijeron me llegaron. Nadie puede decir que yo no trabajo. Me molesta que estemos perdiendo. Yo estoy tratando de cambiar una cosa que desde hace tres años viene mal. Desde que ascendió, este equipo viene perdiendo.</p><h2>¿En qué hay que mejorar en este equipo que, como dice usted, viene perdiendo desde hace tres años?</h2><p>La cuestión es más de fondo, tiene que haber una directiva comprometida. Hasta ahora se están dando cuenta de que se están equivocando. Esa es otra de las cosas que me llegó, por la cual me he quedado. Ellos (directivos) se han comprometido a hablar con el plantel y poner los puntos sobre las íes. Este es un club raro, porque tiene todo, al jugador no le falta nada. Necesita la presencia de la directiva para que también aporte lo suyo. Si una de las partes se sale, está patoja. Yo no puedo recuperar la pelota, tirar el centro y yo mismo ir a cabecear. Lo que tenemos que hacer es unirnos todos. Debe haber más aporte dirigencial. La directiva es una parte importante del equipo y tiene que hacerlo sentir suyo también, que no me dejen a mí solo con el mandado.</p>

Tags:

  • deportes
  • futbol-nacional

Lee también

Comentarios

Newsletter