Lo más visto

Más de Deportes

Nunca se tuvo lobby político”

Rubén Vásquez habló de su salida del INDES y de la política deportiva nacional.
Enlace copiado
Nunca se tuvo lobby político”

Nunca se tuvo lobby político”

Enlace copiado
[email protected]

Tres meses después de su renuncia como gerente general del INDES, Rubén Vásquez habló de su salida del instituto y entre líneas planteó como causas la falta de apoyo a su política deportiva nacional –que tuvo como eje la masificación– y situaciones que él calificó de “intolerables”. Ahora, como asesor técnico de la FESFUT, Vásquez trabaja en la propuesta para el fútbol de desarrollo.

¿Qué motivó su salida del INDES?

Fue una salida amistosa, he dejado amigos y tuvo como motivo cosas personales, donde yo siempre he optado, porque lo intolerable para mí ya no me dejaba progresar, no me dejaba crecer. Intolerable es un término que yo lo uso de manera personal con cosas que me impiden desarrollar las cosas como yo quiero. Yo he optado en decirme a mí mismo: ‘Rubén, vos ya no tenés espacio para crecer y contribuir como vos querés, entonces deja ese espacio para otros’. También una cuestión personal en la que siendo una persona íntegra quise proteger a mis amigos y que nadie manipulara nada.

¿A qué se refiere con situaciones intolerables?

El INDES ha tenido, y ustedes lo saben mejor que yo, una gestión de poco apoyo. Se formuló una política deportiva nacional en tiempo récord, con casi 200 páginas, de una oferta muy racional, consensuada y sin embargo nunca se tuvo lobby político. Ahí está la ley y ahora a través del fútbol queremos retomar lo bueno para poder crear una política del fútbol.

Tras su salida se habló de serias diferencias con Luis Pérez, jefe del departamento jurídico. ¿Fue eso realmente o hubo algo más?

La verdad es que el licenciado Pérez tenía su propia visión y propia manera de cómo tratar algunos temas administrativos.

¿La diferencia de criterios fue detonante?

Chocaba en el aspecto de que él con su experiencia administrativa chocaba con la manera como yo manejaba la administración, pero yo enfatizo que a mí me tocaba trabajar lo técnico y administrativo. Posiblemente esas fueron algunas cositas que yo creo no fueron abismales, pero que acumuladas forman un solo detalle.

¿Está satisfecho con lo que hizo en el INDES?

Definitivamente estoy contento. Aprendí mucho, fortalecí amistad con Jaime (Rodríguez) y otras gentes, el mismo Pérez Guerrero me ayudó mucho dándome consejos. Todo eso me ha dejado satisfecho y creo que he dejado el INDES con más alegrías que con penas. Yo estaba en funciones administrativas y técnicas, asesoraba a Jaime en cuestiones técnicas y me tocaba la función de administrativo porque Jaime me había traído por un precio que causaba conflictos. En El Salvador ganar lo que yo ganaba era atentatorio o, como me decía el sindicato (del INDES), “ave de rapiña” por ganar eso. Pero es que uno estando en el extranjero se da su valor.

¿Tuvo muchas penas?

Claro que he tenido penas. Tuve desacuerdos. Lo malo y lo bueno es algo que siempre tiene un más allá.

¿En qué porcentaje desarrolló la política deportiva que tenía como línea la masificación?

La verdad es que se desarrolló por inercia, porque las federaciones la aceptaban y tenían una guía. Ya había caído en lo mismo y lo mismo de una metodología de qué está pendiente por hacer sin ninguna trascendencia. La política nacional deportiva nunca tuvo el apoyo financiero ni mucho menos político. A Jaime Rodríguez se le ha fallado en ese aspecto.

Atletas y dirigentes perciben que el INDES no ha dado el mismo apoyo a la alta competencia...

Sí es cierto, en a o b forma esa percepción la he tenido de los presidentes y amigos de las federaciones. Nunca puedes descuidar un alto rendimiento en aras de la masificación, no se puede.

Sin usted al frente, ¿qué panorama ve para la política deportiva?

No sé. Todo dependerá del lobby político que tenga Jaime. Ojalá que pueda alguien retomar la presión política para poder implementarla y que las federaciones hagan la dicotomía deportiva-social que están llamadas a hacer, es decir, el deporte de alto rendimiento y social.

Respecto a apoyo, ¿por qué no hay equilibrio entre masificación y alta competencia?

Estaba bien equilibrado, pero yo siento que en las federaciones no agarraron la verdadera razón de ser de la política. Es algo que no ha madurado, talvez madura en 10 años. No fue error de la propuesta, sino de los que la implementamos ahí –me incluyo yo como INDES– porque no tuvimos suficientes seminarios a pesar de que Canadá nos aportaba estos gratis. Aquí la gente ha dicho que no ha habido tiempo, recurso ni apoyo para implementar la masificación, pero nadie ha dicho nunca: ‘No la implementemos’, y la ven con buenos ojos. En Guatemala y Costa Rica hay gente que ve que esto funciona, pero El Salvador es el primero en tirar la masificación y el DALPA.

¿Ahora cuál es su función en la FESFUT?

Mi función es ser asesor de toda la junta directiva y del departamento técnico. Estoy contratado desde el 1.º de diciembre como asesor técnico y estoy por presentar la propuesta de una dirección técnica nacional de desarrollo. Es una propuesta de reingeniería sobre el desarrollo del fútbol que para mí es masificación. Aquí todo mundo juega, pero lo que hace falta es el fútbol de desarrollo, la metodología de cómo vamos a trabajar con el futbolista para que rinda con alto estándar internacional.

Tags:

  • entrevista
  • INDES
  • Ruben
  • Vasquez
  • gerente
  • Chelona

Lee también

Comentarios