OTRO GOLPE AL QUITEÑO

JUVENTUD INDEPENDIENTE GANÓ A FAS POR PRIMERA OCASIÓN EN EL ESTADIO SANTANECO.
Enlace copiado
OTRO GOLPE AL QUITEÑO

OTRO GOLPE AL QUITEÑO

OTRO GOLPE AL QUITEÑO

OTRO GOLPE AL QUITEÑO

Enlace copiado
El FAS marcó el primer gol de local antes de que terminara la primera vuelta, pero no le alcanzó para celebrar el primer triunfo en el estadio Óscar Quiteño ante sus fieles en el Clausura 2015. Un aguerrido Juventud Independiente consiguió su primera victoria en el Quiteño y hoy amanece en el liderato del torneo.

Los tigrillos se fueron arriba en el marcador en el primer tiempo y parecían haber encontrado la fórmula para celebrar como locales, pero no pudieron mantener la ventaja, cedieron la pelota al Juventud y permitieron la reacción y remontada del conjunto opicano en el segundo tiempo.

Fue un partido aguerrido de principio a fin, dos equipos bien parados en el campo y con destellos de buen fútbol. Se turnaron el dominio de la pelota y las opciones de gol; el FAS lo hizo en la primera parte y celebró ponerse arriba en el marcador con gol de Dustin Corea, mientras que el Juventud Independiente fue mejor en el segundo tiempo y alcanzó con muchos méritos el gol del empate a través de David Rugamas y otro tanto más del volante colombiano David Díaz para celebrar el gane.

En el segundo tiempo la visita mejoró considerablemente y le alcanzó para dar un fuerte golpe en el estadio Quiteño, triunfo merecido porque se paró sin temores en el cubil felino, no bajó la guardia en la búsqueda del triunfo, especialmente en el segundo tiempo, y eso le valió para celebrar a lo grande.

El FAS fue el primero en asomarse sobre meta contraria al minuto tres. El portero Julio Martínez salió sin éxito a cortar la pelota que había llegado al área, fue superado por Ángel Peña y la pelota quedó sin dueño, el rechazo de un defensor llegó y la pelota tras chocar “accidentalmente” en “el Puma” pasó cerca del travesaño.

Desde las gradas bajaba el grito “movete, tigrillo, movete”, en el campo el FAS sumaba 20 minutos de partido, pero sin un referente que impusiera velocidad y las condiciones necesarias para hacer daño; en contraparte, la virtud de los opicanos fue aguantar bien sobre su campo, ordenados, precisos en la marca y con argumentos para hacer daño cuando se lo propusieron.

Sobre la recta final del primer tiempo el FAS fue superior en el campo, manejó a placer la pelota y encimó sobre el área opicana, sin embargo, se estrelló ante un sector defensivo visitante que siguió aplicando el guion de marcar ordenado, fuerte y que rara vez se desesperó.

No fue hasta el minuto 43 cuando dejaron un hueco defensivo por el centro y Dustin Corea apareció con panorama libre, de frente y al borde del área, la acción fue bien aprovechada por el jugador tigrillo, que sin dudarlo mandó fuerte disparo que se fue a la red. Fue el respiro tigrillo con alta dosis de tranquilidad y en el momento justo, antes de irse al descanso.

Fue el primer gol como local del FAS en el Clausura 2015, la afición lo celebró cambiando el abucheo por aplauso cuando los jugadores se dirigieron al descanso.

Para el segundo tiempo el FAS volvió con la misma propuesta ofensiva que terminó el primer tiempo, pero de a poco se desvaneció y cedió el espacio al Juventud Independiente.

Luis Contreras respondió bien en el momento de mayor exigencia, desvió al tiro de esquina tres disparos con etiqueta de gol en los primeros 20 minutos del segundo tiempo. El Juventud Independiente había despertado, tenía contra las cuerdas a los tigrillos y el gol parecía cerca.

El FAS optó por implementar el contragolpe como estrategia de ataque, lo hizo bien porque se conjuntó con pases rasos, como al 63', cuando Jorge Morán mandó disparo cerca del travesaño tras recibir pase desde la izquierda.

Pero el “Juve” no bajó la guardia y el ansiado empate lo consiguió al minuto 72 con gol de David Rugamas. Fue un descuido defensivo tigrillo al no poder despejar la pelota, el artillero opicano anticipó al sector bajo santaneco y mandó la pelota a la red con sutil toque que se coló por encima del cuerpo de Contreras.

Las arremetidas sobre campo fasista siguieron y los opicanos sabían que la forma en que habían doblegado a los tigrillos en el campo era el presagio de que podían hacerle más daños, eran dueños de la pelota y de las mejores opciones de gol.

No bajar la guardia les permitió encontrar el gol del triunfo. Al 90+2 David Díaz dentro del área encontró la pelota y de fuerte disparo venció a Luis Contreras para sentenciar la victoria.

Lee también

Comentarios

Newsletter