PREPARA REVANCHA

El Alianza busca el 0-2 que le dé el boleto; el Águila, el desquite.
Enlace copiado
Ventaja. Águila derrotó a Alianza en el juego de ida disputado el pasado jueves en el Cuscatlán.

Ventaja. Águila derrotó a Alianza en el juego de ida disputado el pasado jueves en el Cuscatlán.

PREPARA REVANCHA

PREPARA REVANCHA

Enlace copiado
Hérbert Sosa, volante del Alianza, dijo tras la derrota en el juego de ida ante Águila que tienen plantel y argumentos suficientes para remontar la serie hoy en el estadio Barraza, de San Miguel.

El volante agregó que el calor migueleño no será un factor fundamental, dado que afectará a los dos equipos por igual, y que el objetivo trazado de llegar a la final está intacto a pesar de que en el marcador global, los blancos están abajo por 0-1.

El duelo entre albos y emplumados promete un juego frontal, de nervios y con un suculento premio: la final del Clausura 2016.

Por ello, Sosa reiteró que a pesar del revés existe un equipo que puede hacerle frente. Y lo cierto es que tienen una prueba de fuego no solo por los factores mencionados y el ganar por dos goles, sino porque enfrente tienen un rival que también tiene argumentos de peso para seguir de fiesta y que se mantiene con el sueño de alcanzar la corona 16 en su historia.

El Águila cerró en el liderato tras la fase regular del campeonato. Fue la mejor defensa y con delanteros como Nicolás Muñoz y Héctor Ramos como sus mejores cartas goleadoras. De hecho, ambos han marcado los cinco goles que el equipo ha conseguido en esta postemporada.

“El resultado que sacamos en el partido de ida es positivo, pero no podemos pensar que ya estamos en la final. Debemos aplicarnos en casa de la mejor manera posible, para sacar el resultado que nos haga estar en la final”, determinó el entrenador emplumado, Ramón Sánchez, que también tiene una cuenta pendiente después de no haber alcanzado la final en ninguna de las tres oportunidades que ha tenido en el pasado: todas con Juventud Independiente.

En contra

Los capitalinos deben ganar con margen de dos goles de diferencia para llegar a la final. Cualquier victoria por la mínima o incluso un empate, le da la clasificación a los emplumados.

“El equipo puede ganar en San Miguel por diferencia de dos goles”, apuntó Milton Meléndez, director deportivo albo, por lo que confianza existe.

“Es un partido complicado, pero vamos a luchar para ganar”, agregó el entrenador Daniel Fernández, con tono más sereno.

Para los blancos la buena noticia es el regreso al equipo del mediocampista Rodrigo Rivera, quien se perdió el juego de ida debido a un proceso viral que le causó una incapacidad médica de al menos cuatro días. Sin embargo, para hoy el jugador ya se encuentra recuperado y podría ser parte del juego si el técnico lo requiere.

Pero, al otro lado de la moneda, los paquidermos no podrán contar con el defensa Mario Jacobo, ni con el delantero colombiano Óscar Guerrero, ambos por lesión, convirtiéndose así en bajas muy sensibles para un equipo que sale obligado a remontar.

El lugar de Jacobo será tomado por Edson Meléndez, quien le sustituyó en el juego del pasado jueves, mientras que por el cafetero, en cancha estaría el juvenil José Enrique Contreras, que ha contado con la plena confianza de Daniel Fernández desde su llegada al banquillo albo.

En el lado emplumado no se prevén cambios en cuanto al equipo titular, y en el ataque volverían a estar la pareja que ha significado confianza goleadora: Nico Muñoz y Héctor Ramos.

No hay duda que el partido que se disputará en el Barraza promete. Dos equipos históricos y solo uno pasará, y aunque la mayoría de circunstancias favorecen a los migueleños, lo cierto es que no se pueden confiar de un Alianza tocado.

Lee también

Comentarios

Newsletter