Lo más visto

PRIMEROS Y PUNTO

Alianza se confirmó como el mejor equipo de la primera vuelta al ganarle a Firpo.
Enlace copiado
Enlace copiado
Hubo fiesta blanca ayer en el estadio Cuscatlán, donde el Alianza volvió a sumar de a tres y volvió a acabar una jornada como líder de la primera división. Sin freno hacia la postemporada, los albos se encuentran en estado de gloria, a la búsqueda de un rival que les dé algo de pelea en el torneo.

Alianza exhibió ayer, de nuevo, una dosis de fútbol cerebral y recuperó lo que se había trazado: recuperar el liderato en el final de la primera vuelta.

Firpo intentó proponer una idea ofensiva por varios tramos del partido, pero no contó con el talento suficiente para lograrlo. Esta vez, ni Wilma Torres ni Miguel Lemus, ambos buques insignia de las últimas fechas, estuvieron acertados de cara al arco de Arroyo.

La propuesta futbolística del Alianza apostó de entrada por buscar de manera incisiva la meta defendida por Julio Martínez. Hérbert Sosa, Óscar Cerén y Luis Hinestroza movían los hilos con un fútbol práctico por las bandas.

A los 7 minutos, Hinestroza ganó línea de fondo por la izquierda y centró para Cerén, quien al intentar mandar un cabezazo despachó un tiro desviado de la meta usuluteca.

Un minuto después, Sosa pagó peaje por la derecha y se destapó con una prolongación a media altura. Sin embargo, Hinestroza cruzó demasiado el remate.

El cuadro albo le había subido el volumen a su juego. Dominaba, circulaba con precisión y marcaba para mantener acorralado a un Firpo sin mayores conexiones en el ataque.

Lo de los pupilos de Ramón Sánchez era desplegar un juego aguerrido pero inofensivo en el ataque.

Alianza no cedió el dominio y, conforme pasaban los minutos, sentía el aroma del primer tanto, a tal punto que a los 44' desató la celebración. David Díaz empalmó un centro raso por la derecha para que Cerén mandara un tiro que superó cuanta pierna firpense había en el área y sacudió la red.

Tras la pausa, el duelo se equiparó. Ambos equipos disfrutaron de llegadas. Al 57', Sosa estuvo a punto de festejar el segundo albo de no ser porque el meta firpense le adivinó un intento de vaselina sobre el arco oriental.

Minutos después, el Alianza aflojó marcas y generó espacios para que el cuadro pampero se asentara su juego. Lemus, Torres y el venezolano Pluccino ganaron presencia e hicieron ver muy mal a la defensa local. Sin embargo, no lograron encontrar dirección a gol.

Una y otra vez los intentos taurinos acabaron con el balón en las gradas y apenas un remate acabó en las manos seguras de Arroyo.

Además, los orientales se quedaron con uno menos por la expulsión de Vigil, al '78. Con uno más en la cancha y en el marcador, la fiesta y el liderato blanco eran realidad.

Lee también

Comentarios