Lo más visto

Pasaron a los pleitos

Celta y Real Madrid entraron en conflicto tras la suspensión del partido entre ambos del domingo.
Enlace copiado
Pasaron a los pleitos

Pasaron a los pleitos

Pasaron a los pleitos

Pasaron a los pleitos

Enlace copiado
La suspensión del partido programado para el domingo pasado entre Celta y Real Madrid parece haber abierto una herida entre ambas instituciones, que ayer cruzaron acusaciones entre sí y calentaron el ambiente.

Primero, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, acusó al Real Madrid de ser el responsable de la polémica generada por la suspensión del partido y ha considerado “impropio” de un club como el madridista su “presión” para que se disputara ese encuentro.

El alcalde de Vigo consideró justificada la suspensión del partido y ha responsabilizado al equipo madridista de haber desatado una polémica “indebida” e “impropia” del club y de algunos comentaristas.

Además, ha calificado de “una temeridad” que se pidiera a los aficionados madridistas que viajaran a Vigo cuando ya se había decidido la suspensión del encuentro porque podría haber provocado una situación complicada.

“Mentiroso”

Por su parte, el Real Madrid acusó de mentir al alcalde de Vigo en relación con la seguridad del estadio de Balaídos, y el club blanco alegó que solo aportó soluciones para que el partido ante el Celta no se suspendiera.

“El Real Madrid quiere dejar muy claro que, tras conocerse la posibilidad de suspenderse el partido (...) propuso tres alternativas: primera, que se estudiara la posible reparación de la cubierta del estadio dañada; segunda, la posibilidad del cierre de la grada afectada; y tercera, estudiar la designación de otro estadio cercano para la disputa del partido”, se defendió el club blanco.

Lee también

Comentarios