“Pensé que la clasificación a Río era un sueño”

El arquero Óscar Ticas se tomó una revancha deportiva y clasificó por primera vez a unos Olímpicos.
Enlace copiado
“Pensé que la clasificación a Río era un sueño”

“Pensé que la clasificación a Río era un sueño”

“Pensé que la clasificación a Río era un sueño”

“Pensé que la clasificación a Río era un sueño”

Enlace copiado
Hace cuatro años, camino a Londres 2012, el arquero Óscar Ticas se quedó a un punto de lograr el boleto olímpico. Un punto.

Cuatro años después, para Río 2016, Ticas se tomó su propia revancha. No fue Londres pero sí será Río. El arquero obtuvo en el campeonato clasificatorio celebrado en Medellín, Colombia, el boleto a sus primeros Olímpicos.

Ticas es el quinto atleta salvadoreño clasificado al cónclave deportivo más importante del mundo a disputarse este año. Los otros son: Enrique Arathoon, vela; Lilian Castro, tiro deportivo; Luis López, marcha en 20 kilómetros; y Marcelo Acosta, natación.

Tras obtener el boleto, el atleta nacional charló con Grupo Dutriz sobre sus sensaciones de obtener el boleto para la justa de Río y sobre sus expectativas para la justa deportiva mundial.

¿Podría decirse que la tercera ha sido la vencida para usted?

Para juegos olímpicos, sí. Este era mi tercer intento en buscar una clasificación a la justa más importante en los deportes. Gracias a Dios la logré. El primer intento fue para Pekín; en ese ciclo olímpico estaba muy joven. Luego, llegué con un poco de experiencia para la clasificación a Londres, pero me quedé a un punto de conseguir el objetivo.

¿Qué significa para usted clasificar a los juegos de Río 2016?

Es algo que me hacía falta en mi carrera. Es el reconocimiento más grande para todo deportista, la competencia más importante.

¿Cómo asimiló quedar eliminado por un punto en el clasificatorio para Londres 2012?

La forma de clasificación se dividía en poder competir en tres torneos. La principal fue en el mundial de Italia (en año de los Olímpicos); la segunda fue una competencia a nivel continental, en Colombia, y la última fue en Utah, Estados Unidos, en el repechaje a nivel mundial. En esta competencia me quedé en octavos de final y para conseguir una de las últimas plazas el objetivo era llegar a los cuartos. Hice lo mejor que pude, incluso, llegué a la flecha de desempate y ahí perdí.

¿Qué pasó por su mente cuando logró la clasificación para los juegos de Río 2016?

Al principio no lo creía. Me sentí muy feliz. Todo esto es el fruto de pasar a fuera del país entrenando junto a mi preparador, Francisco Luis Silva. Pensé que era un sueño. El clasificatorio en Medellín te exigió dar lo mejor. El nivel de cada uno de los competidores del continente ha mejorado muchísimo. El objetivo era llegar a semifinales o la final para poder llegar a Río. Todo dependía de los países que llegaran a esa instancia, porque era un boleto por cada país. Estaba en cuartos y el ganador era el primero en llegar a seis puntos, iba ganando 5-3 y me faltaba una flecha. La verdad, esa flecha se me hizo muy difícil. Pase a la siguiente ronda y como había tres rivales de México, el siguiente boleto a los Olímpicos me pertenecía.

¿Qué agenda seguirá previo a los Olímpicos?

Para eso tendré que reunirme con el Comité Olímpico de El Salvador (COES) para definir la ruta de entrenamiento. También tendré una competencia en Turquía, que será la tercera fecha del circuito de la Copa del Mundo.

¿Cuáles son sus expectativas para el cónclave deportivo de Río?

Hacer un buen papel, al ser mis primeros juegos. Hasta donde llegue será ganancia. El objetivo será meterse entre los mejores del mundo, si se da una medalla bienvenido sea y será una enorme bendición.

Lee también

Comentarios

Newsletter