Lo más visto

Phelps no es humano

El nadador estadounidense ganó ayer su 22.ª medalla de oro en Juegos Olímpicos.
Enlace copiado
Phelps no es humano

Phelps no es humano

Phelps no es humano

Phelps no es humano

Enlace copiado
Michael Phelps ganó ayer el duelo final ante su amigo Ryan Lochte y con su triunfo en los 200 metros estilos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro elevó a 22 su récord de oros.

El astro estadunidense sigue asombrando con su enorme nivel en Río y logró su cuarto oro olímpico consecutivo en la prueba, con total autoridad. Michael Phelps lleva ya cuatro triunfos en Río, dos individuales y dos en relevos, y después de lo visto hoy promete seguir ampliando su colección.

Tras comenzar por detrás en el inicio de la carrera, Phelps aceleró en los 100 metros finales para llevarse con claridad la victoria con un tiempo de 1:54.66 minutos.

El japonés Kosuke Hagino, ganador de los 400 combinados, se colgó la plata con 1:56.61, a casi dos segundos del “Tiburón” de Baltimore.

El bronce fue para el chino Shun Wang (1:57.05) y Lochte, el dueño del récord mundial, apenas finalizó quinto por detrás del japonés Hiromasa Fujimori, con un tiempo de 1:57.47.

El ídolo brasileño Thiago Pereira no pudo sostener su fuerte arranque y acabó séptimo.

El duelo de ayer pudo haber sido probablemente el último entre Phelps y Lochte, si es que el máximo campeón de la historia olímpica cumple su promesa de retirarse después de Río.

En conjunto, ambos poseen los diez mejores registros históricos en los 200 estilos. Entre ellos está el que logró ayer Phelps, cuyos 1:54.66 están ya en el cuarto lugar de esa tabla.

En femenino

Por su parte, la nadadora húngara Katinka Hosszu, que ya suma tres oros en los Juegos de Río, dio ayer un nuevo paso para lograr su cuarto triunfo en la ciudad brasileña, tras acceder a la final de los 200 espalda con el mejor tiempo, 2:06.03, de todas las participantes.

Hosszu, que firmó un tiempo de 2:06.03 para imponerse en la segunda de las semifinales, no necesitó ni siquiera acercarse a su propio récord (2:04.06) para mostrarse netamente superior al resto de sus rivales.

Tal y como atestiguan el segundo y medio en el que la magiar aventajó a la estadounidense Maya Dirado, que partirá tras lograr hoy un tiempo de 2:07.53 con la segunda mejor marca de todas las finalistas.

Una final de la que se quedaron fuera la australiana Emily Seebohm, la vigente campeona mundial, y la estadounidense Missy Franklin, la campeona hace cuatro años en Londres, que fue la decepción en la prueba.

Tags:

  • rio-2016

Lee también

Comentarios