Lo más visto

Por algo es favoritA

España goleó a Turquía y se clasificó a cuartos de final.
Enlace copiado
Por algo es favoritA

Por algo es favoritA

Por algo es favoritA

Por algo es favoritA

Enlace copiado
La selección española se clasificó hoy a los octavos de final de la Eurocopa de Francia al aplastar 3-0 a Turquía y dar un golpe de autoridad en un torneo que asistió en Niza a su primera goleada.

Álvaro Morata (34' y 48') y Nolito (37') marcaron los tantos en el estadio Allianz Riviera para que la defensora del título se coloque líder del grupo D con seis puntos después de dos jornadas. En la última, el martes ante Croacia, le bastará un empate para avanzar como primera.

El encuentro en Niza mostró a dos equipos diametralmente opuestos. Uno, España, con el traje de sus mejores épocas. Otro, Turquía, sin alma y con su gran estrella, Arda Turan, abucheado por sus propios hinchas cada vez que tocó la pelota en la segunda mitad.

Vicente del Bosque mantuvo el mismo once que alineó en el partido inaugural ante República Checa, pero no necesitó contener el aliento hasta el final. La exhibición de España en los últimos 15 minutos de la primera mitad, unida a la pasividad de los turcos, decantaron el duelo para los actuales campeones de Europa.

Le costó carburar a España en el moderno Allianz Riviera, con un Andrés Iniesta más apagado que de costumbre en el arranque, y una Turquía que plantó un 4-5-1 con los 11 hombres metidos en su campo. El empate le valía a Turquía para jugarse el pase en la última jornada ante los checos y su técnico, Fatih Terim, decidió esperar a España.

Pero lo hizo con demasiada desidia después de recibir el primer gol. Tanta, que España se metió el partido en el bolsillo en apenas 48 minutos.

Ambas selecciones se trataron con mucho respeto durante la primera media hora. España tenía la pelota y Turquía se sentía cómoda, pues su rival no conseguía salir del atasco. Eso sí, una vez que lo hizo ya no hubo forma de parar al equipo de Del Bosque.

Morata fue el que abrió la caja de las sorpresas para España. El delantero de la Juventus de Turín, debutante en un gran torneo de selecciones, aprovechó un centro de Nolito y el error de Mehmet Topal para cabecear de forma impecable a la escuadra en el minuto 34.

Tres minutos después de Morata fue Nolito, otro “novato” en estos escenarios, quien agitó las redes.

Con el 2-0 a favor, España sacó de la mochila el “tiqui-taca”. Hizo con la pelota lo que quiso y a punto estuvo de sentenciar el encuentro antes del descanso con un contragolpe desperdiciado por tres atacantes españoles.

Si Terim buscaba una reacción tras el descanso –introdujo a Nuri Sahin por Calhanoglu– lo que encontró fue un nuevo golpe. Pase marca de la casa de Iniesta al hueco para Jordi Alba, que, ligeramente en fuera de juego, asistió a Morata para que el delantero firmara su doblete y sentenciara un juego que luego se volvió en un entreno para España.

Lee también

Comentarios