Lo más visto

Más de Deportes

¿Por qué amaneció verde la piscina en Río?

Un experto en el tema enlistó las posibles causas, pero asegura que es necesario realizar un análisis químico para descartarlas.
Enlace copiado
¿Por qué amaneció verde la piscina en Río?

¿Por qué amaneció verde la piscina en Río?

¿Por qué amaneció verde la piscina en Río?

¿Por qué amaneció verde la piscina en Río?

Enlace copiado
El extraño color verde oscuro con el que amaneció ayer la piscina de clavado en el Parque Acuático Maria Lenk, en Río de Janeiro, llamó la atención de muchos en redes sociales.

La tonalidad de las aguas en las que compitieron las deportistas de clavado sincronizado llamó especialmente la atención porque la que estaba justo al lado tenía un color celeste, más habitual en las piscinas.

Mario Andrada, director de comunicación del comité Rio-2016, explicó a AFP que "la tonalidad vino de algas bajo un sol intenso y cero viento", pero lo cierto es que, podría tener más de una posible causa.

LA PRENSA GRÁFICA conversó con el ingeniero químico Álvaro Enrique Iglesias Cacao, quien cuenta con una especialización en tratamiento de agua, tiene nueve años de experiencia y es representante de comercio Internacional en El Salvador de la empresa Mexicana Spin Grupo, además es CPO (Certified Pool Operator) e instructor de la National Swimming Pool Foundation (NSPF).

Estas fueron las posibles causas que enumeró:

1. Algas. De ser así, es porque una piscina no cuenta con los niveles de cloro ideales, que son entre una y tres partes por millón (ppm, mide la concentración de cloro en el agua para garantizar su desinfección). "Si hay algas es porque no hay cloro; el cloro se consume por algunas de las siguientes causas: la luz solar, el viento, la lluvia y los contaminantes que aportan los usuarios", explicó.

2. Metales presentes en el agua que reaccionan con el cloro, por ejemplo hierro y cobre –este último utilizado por sus propiedades de alguicida y clarificador para mantener cristalina el agua- Por ejemplo, si el cloro reacciona con el hierro ferroso la piscina se torna de color verde limón; mientras que si se tratara de cobre, se torna de color verde esmeralda.

3. Que el nivel de alcalinidad total esté por debajo del rango ideal, y este influye en el valor del  pH -que es importante para que el cloro realice eficientemente su acción biocida-. Ambos parámetros son importantes en el balance de la piscinas y los rangos ideales de cada uno de ellos son de 80 a 120 ppm de Alcalinidad Total y pH en valores entre 7.4 a 7.6. Por ejemplo, la lluvia puede ocasionar que disminuya la alcalinidad por debajo de 80 ppm y a su vez el pH disminuya por debajo de 7.4 que provoca que se consuma más cloro y por lo tanto la piscina se torne de color verde.

Iglesias señaló que el motivo por el cual la piscina de al lado no cambió de tonalidad, es porque puede ser de un volumen menor, este balanceada (pH, alcalinidad total, dureza de calcio, temperatura y sólidos totales disueltos) o ha sido tratada con otros componentes químicos.

Para que el color del agua vuelva a la normalidad, podrían llevarse a cabo dos tratamientos:

1. Si la turbidez del agua es simple, se utilizan clarificadores o se efectúa un proceso de coagulación para retener las impurezas.

2. Si la turbidez es fuerte, el proceso a realizar es la floculación, que dura 24 horas. En este caso la piscina no puede utilizarse.

Según Iglesias, la turbidez se determina lanzando al fondo de la piscina un disco Secchi para ver qué tanto se observa o si desaparece por completo de vista.

Además, asevera que para descartar cualquiera de las causas que originaron el fenómeno, es necesario realizar un análisis químico de la piscina y del agua de suministro.

Hasta el momento, el comité olímpico no ha emitido una versión oficial sobre lo ocurrido. “No sabemos exactamente lo que pasó. Medimos todos los días el agua con los mismos parámetros y los resultados fueron idénticos que con una piscina azul”, dijo previamente el director de comunicación del comité Rio-2016.

Lo que sí aseguraron los atletas que nadaron en ella, es que el agua no olía mal ni les ocasionó ningún tipo de irritación. Sin embargo, de ser algas, esto sí podría afectar la salud, puesto que estos microorganismos se producen cuando el agua está estancada, expuesta a la luz solar, o tiene una concentración elevada de nitratos y fosfatos. Esto aumenta la demanda de cloro.

Tags:

  • rio-2016
  • piscina
  • juegos olímpicos
  • río de janeiro

Lee también

Comentarios