¿Por qué nos gusta el clásico?

Psicólogos analizan por qué a los salvadoreños les apasiona tanto el fútbol de la liga española.
Enlace copiado
Apoyo. En El Salvador es casi imposible ir a un lugar sin ver aparecer camisetas del Barcelona o del Real Madrid.

Apoyo. En El Salvador es casi imposible ir a un lugar sin ver aparecer camisetas del Barcelona o del Real Madrid.

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

¿Por qué nos gusta el clásico?

Enlace copiado
El fenómeno del clásico español y el fervor del aficionado salvadoreño al Barcelona y al Real Madrid no escapa del análisis de expertos que ven en el fútbol extranjero una satisfacción de espectáculo que no cubre el deporte nacional.

Preguntando a psicólogos, las conclusiones son casi las mismas: debido al mal momento que pasa el fútbol cuscatleco y tomando en cuenta que culturalmente el salvadoreño es ferviente aficionado al fútbol, escoger entre los dos grandes de España es hasta cierto punto lógico.

Gustavo Paniaga, psicólogo y docente de esa carrera en la Universidad Evangélica de El Salvador, manifestó que este fenómeno se da debido a que buscamos en esta liga, y principalmente en este partido, una forma de llenar el vacío que existe debido al bajo rendimiento del deporte local.

“Buscamos llenar ese vacío de un fútbol de alta calidad y de una necesidad como cultura salvadoreña que no encuentra ese espectáculo en nuestro propio fútbol”, destacó Paniaga, que agregó: “Quizás esto sí se satisface en la modalidad de fútbol playa, sin embargo, no es tan popular como el fútbol once”.

“Los mismos problemas sociales en la parte económica o de inseguridad nos afectan en el día a día y este tipo de eventos (el clásico) funcionan como una ventana, como un respiro para olvidarse por un momento de la realidad”, agregó.

Por su parte, Ricardo Roque Baldovinos, doctor en letras y catedrático en la Facultad de Comunicación Social y Cultura de la Universidad José Simeón Cañas (UCA), considera que este hecho se da debido a “la prolongada crisis en el deporte salvadoreño”, un hecho que no es solo nacional, “debido a la amplia difusión que los medios hacen del fútbol europeo”.

“Ciertos escándalos acontecidos en los últimos años hacen que el público se decepcione y, en este caso, el fútbol español llene la atención del espectador”, agregó Roque. “Al no haber un deporte consolidado o con tanta fuerza, la afición busca otras formas de entretenimiento”.

Finalmente, Manuel Méndez, psicólogo y catedrático en la Universidad Andrés Bello, considera que el apoyo al clásico español tiene que ver con la forma en que se promocionan estos espectáculos, así como “el crecimiento de jugadores brasileños o argentinos en comparación de nuestro país, en donde no hay opciones ni se destaca a nivel internacional en esa área”.

Méndez, al igual que el resto de consultados, también dice: “El salvadoreño es futbolero por naturaleza. En ese sentido le gusta más ver fútbol de alto nivel, además del morbo que atrae por tratarse de los dos mejores equipos de esa liga”, concluyó.

Tags:

  • analisis
  • clasico
  • español
  • liga
  • real madrid
  • barcelona

Lee también

Comentarios

Newsletter