Por ser más líder

El Barcelona visita hoy al Sevilla como previa del clásico ante el Madrid del próximo 7 de octubre.
Enlace copiado
Rivales.  David Villa y Andrés Palop probablemente vuelvan a verse hoy las caras.

Rivales. David Villa y Andrés Palop probablemente vuelvan a verse hoy las caras.

Por ser más líder

Por ser más líder

Enlace copiado
El Sevilla y el Barcelona disputan hoy un duelo de altura en el que el público y la presión del Sánchez Pizjuán sevillano buscarán tumbar al otro “grande” del fútbol español, como ya hizo ante el Real Madrid.

El Sevilla, cuarto con 11 puntos, igual que el Málaga, quiere asentarse en los puestos de Champions y recibe al nuevo Barça de Tito Vilanova en su mejor forma desde el inicio de la Liga, con dos triunfos seguidos y la moral por las nubes, tras ganar hace dos semanas al Real Madrid (1-0) y luego al Deportivo (0-2).

El equipo de José Miguel González (Míchel), que ha conseguido armar un bloque compacto, que sabe a lo que juega y convencido de sus posibilidades, intentará revivir la historia con final feliz de hace dos sábados ante los madridistas, aunque también es consciente de que deberá dar incluso un poco más aún de lo que dio aquel día.

La consigna de Míchel es que su equipo sea fiel a su estilo para contrarrestar las múltiples armas de los azulgranas. El madrileño se ha mostrado convencido de poder doblegar al otro “grande” de la Liga, pero, eso sí, si sus jugadores ponen en liza la intensidad, la agresividad y el mismo alma o más que tuvieron ante el Real Madrid.

Es muy probable que el Sevilla, que sigue sin bajas al haberse recuperado el centrocampista holandés Hedwiges Maduro del golpe sufrido en Riazor, repita el mismo once de los dos últimos partidos, con el dúo Medel-Maduro en el centro, auxiliados por los renacidos Rakitic y Tro-chowski, y aprovechando la velocidad de Jesús Navas en la derecha y la capacidad rematadora del matador Álvaro Negredo.

El club andaluz ha hecho un llamamiento al sevillismo para que anime sin cesar al equipo como en el reciente triunfo frente a los madridistas, con una campaña con el lema “Nervión no regala puntos”, y confía en la magia del tradicional ambiente que se crea en el Sánchez Pizjuán en las grandes citas para vencer al Barcelona.

Esto no ocurre en el estadio del barrio de Nervión desde las temporadas 2005-06 y 2006-07, cuando el Sevilla de los títulos enlazó dos victorias seguidas frente a los culés (3-2 y 2-1).

Mientras, el Barcelona, con 15 de 15 puntos en la Liga, visita uno de los campos inexpugnables esta temporada.

El conjunto catalán inicia un periplo de tres partidos de máxima exigencia, que concluirá con el clásico el 7 en el Camp Nou, y con un nuevo choque en Champions entre semana, en el campo del Benfica.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter