Lo más visto

Puerto Rica avanzó a la final

Los boricuas vencieron a Holanda en las semis del clásico mundial de béisbol. Espera a EUA o a Japón en la final.
Enlace copiado
Festejo. El puertorriqueño Francisco Lindor celebra el triunfo contra Holanda.

Festejo. El puertorriqueño Francisco Lindor celebra el triunfo contra Holanda.

Puerto Rica avanzó a la final

Puerto Rica avanzó a la final

Enlace copiado
El jardinero derecho Eddie Rosario impulsó la carrera que anotó Carlos Correa, en la parte baja de la undécima entrada, y le dio a la selección de Puerto Rico el triunfo por 4-3 ante Holanda en la primera semifinal del Clásico Mundial de Béisbol, que se disputó esta noche en el Dodger Stadium de Los Ángeles.

La victoria permite a Puerto Rico seguir invicto en el torneo (7-0) y llegar por segunda vez consecutiva a la gran final, que disputará el miércoles con el ganador de la segunda semifinal, en juego por las selecciones de EUA (4-2) y Japón (6-0).

La carrera de oro de Puerto Rico no llegó hasta después de cuatro horas y 19 minutos, plena de emoción y suspense, que se rompió a favor de la novena de la Isla del Encanto, porque volvió a jugar un béisbol de libro.

Todos los peloteros de Puerto Rico que estuvieron en el diamante lucieron a lo grande, pero fue Rosario, que se había ido de 4-0, quien pegó el elevado de sacrificio por el jardín central que permitió a Correa, golpeado por el relevista Loek Van Mil, el que corrió enloquecido de felicidad desde la tercera base para pisar la goma y comenzar una celebración apoteósica de los peloteros boricuas.

Después de haber trabajo en el montículo el abridor Jorge López y cinco relevistas, el joven lanzallamas Edwin Díaz, que fue el último en llegar al montículo, sacó los seis últimos outs del partido y fue quien se llevó la victoria. Díaz (1-0) hizo un trabajo excepcional al dar una base por bolas y sacar tres ponches, después de realizar 25 lanzamientos y poner 14 en la zona del strike.

El bateo oportuno y ganador lo encabezó Correa, que se fue de 4-2 con par de carreras anotadas e impulsadas, y Francisco Lindor también brilló con tres imparables.

Lee también

Comentarios