Lo más visto

Puntos sufridos

Firpo logró su primera victoria en el Clausura Y pudo calmarlos ánimos.
Enlace copiado
Puntos sufridos

Puntos sufridos

Puntos sufridos

Puntos sufridos

Enlace copiado
Apelando el orgullo pampero y a los goles en la segunda mitad, Luis Ángel Firpo derrotó con mucha angustia 3-2 a Pasaquina, gracias a los goles de Brayan Landaverde, del venezolano Pierre Pluchino y de César Flores, para vencer en un concierto de tarjetas por parte del juez Héctor Salazar a un rival que nunca bajó los brazos y que encontró en el paraguayo Lezcano a su hombre gol.

Firpo dominó el inicio del partido, pero fue Pasaquina el que creó la primera ocasión real de gol cuando al 11' una barrida de Sánchez sobre el migueleño Érick Villalobos produjo el penalti que el paraguayo Javier Lezcano convirtió a al minuto 13, para el 0-1.

Tras el gol en contra, Firpo buscó por todos los medios empatar el partido, pero el planteamiento de Sevilla al cubrir cualquier espacio libre en la cancha con pierna fuerte, método que le cae bien al plantel auriazul, que se metió en su cueva a defenderse y apostó con un Lezcano que mostró sus virtudes ante la defensa firpense.

Eso sí, las llegadas locales se fueron haciendo más frecuentes, pero su ansiedad por anotar provocaba un atragantamiento en el último pase.

Pero la justicia llegó al 39' cuando el cobro de tiro libre de Accioli por el costado derecho encontró oportunamente la cabeza de Brayan Landaverde, para vencer la estirada de Batres para el 1-1.

En el segundo tiempo Firpo luchó por el gol del triunfo y lo alcanzó al 73' con un golazo de Pierre Pluchino, que remató fuerte a puerta de Douglas Batres tras el centro de Wilma Torres.

El gol del venezolano-italiano fue el premio a los deseos de Firpo por ganar el partido, ante un rival que no se amilanó al verse con un hombre menos al 76', ante la segunda amarilla sobre Edwin “Rata” Benítez tras falta sobre Torres.

Pero Pasaquina es de armas tomar y encontró en el cabezazo de Javier Lezcano a nueve minutos del final el gol del empate, al rematar sin marca un centro de Arévalo para el 2-2 en la pizarra.

Pero el fútbol reconoce el esfuerzo mostrado en la cancha y eso sucedió al 87' cuando César Flores firmó el 3-2 de locura, al tomar la pelota rechazada por Batres ante craso error de la zaga.

Lee también

Comentarios