Lo más visto

RODILLO ARGENTINO

La Albiceleste clasificó a la final de Copa América y busca su primer título en 28 años.
Enlace copiado
RODILLO ARGENTINO

RODILLO ARGENTINO

RODILLO ARGENTINO

RODILLO ARGENTINO

Enlace copiado
Argentina goleó ayer a Paraguay por 6-1 y jugará el sábado contra Chile la final de la Copa América. Marcos Rojo, Javier Pastore, Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Ángel di María, por dos veces, fueron los autores de los goles de la Albiceleste, que buscará su primer título desde 1993. Lucas Barrios puso en el minuto 43 el 2-1 con el que el partido llegó al descanso.

Paraguay presentó batalla durante 45 minutos, pero en la segunda parte, ya rendida y con problemas físicos, fue presa fácil de Argentina, que se dio un festín, olvidó sus problemas con el gol y solo tiene a Chile por delante para que la generación que comanda Lionel Messi, que hace un año perdió la final del mundial, se corone con un título.

Paraguay quería que el partido fuera como el de la segunda parte del duelo en la primera fase. Argentina, como el de la primera mitad. Y los 45 minutos iniciales tuvieron de uno y otro.

La primera llegada fue paraguaya. Pelota larga, Nelson Haedo Valdez dejó de cabeza atrás para Roque Santa Cruz y su disparo salió desviado.

En defensa, la Albirroja juntaba las líneas y sobre todo a los cuatro de atrás con los dos volantes de contención.

Tardó en aparecer Argentina, pero cuando lo hizo llegó el 1-0 . En el minuto 15: Messi botó y la pelota no fue despejada y quedó a los pies de Rojo.

El seleccionador argentino, Gerardo Martino, había dicho que la falta de acierto albiceleste en el arco rival era casual y tuvo razón. Ayer acertó a la primera y sin necesidad de elaborar.

Paraguay elevó la línea de presión con el riesgo de dar espacios a una Argentina solvente y en un contragolpe en el minuto 21 rompió para la llegada de Pastore, que remató flojo para Villar.

En el 26', otra vez rompió Messi y otra vez pasó a Pastore, que sin pensarlo, llegó en carrera y puso el 2-0.

Paraguay ya estaba otra vez remando en un espeso mar de lodo, como durante toda la Copa, como durante el partido en la primera fase.

Como entonces, como ante Uruguay, como ante Brasil, buscaba repetir la historia. Tiró de pundonor, de lo que los paraguayos llaman “garra”. Martino sabe, por su pasado, que tienen “mucho amor propio” y lo demostraron.

También se lesionó Santa Cruz. Todo estaba en contra de Paraguay, todo dispuesto para sacar la bandera blanca y rendirse. No lo hizo.

Presionó si cabe más arriba y complicó la salida de pelota de Argentina, que a veces por tener a Javier Mascherano y Messi, imagina disponer también del barcelonista Gerard Piqué.

Nicolás Otamendi no pudo sacar la pelota clara desde la esquina ante la presión. Su pelotazo lo robó Bruno Valdez de cabeza, la pelota quedó para la carrera de Lucas Barrios, que sin pensarlo marcó el 2-1 en el 43'. La Albirroja creía en sus posibilidades.

La pausa fue lo que duró la esperanza. En el 47', con Paraguay abierta y rota físicamente por el esfuerzo del sábado ante Brasil, Pastore aprovechó una pérdida y encontró a Di María, que puso el 3-1 en el marcador.

Ahí acabó Paraguay, que sacó bandera blanca. En el 53' cedió el cuarto, luego el del “Kun” (80') y cerró Higuaín (82') para completar una faena desastroza para Paraguay e inolvidable para Argentina.

Tags:

  • argentina
  • semifinales
  • copa america
  • final
  • paraguay

Lee también

Comentarios