Lo más visto

Real Madrid bate 3-1 a Alavés con triplete de Cristiano

Sigue líder y con buen paso en la Liga Española.
Enlace copiado
Real Madrid bate 3-1 a Alavés con triplete de Cristiano

Real Madrid bate 3-1 a Alavés con triplete de Cristiano

Enlace copiado
El Real Madrid se aseguró hoy el liderato de la Liga española de fútbol al superar 4-1 al Alavés gracias a un triplete del portugués Cristiano Ronaldo que enmascaró las carencias blancas ante un rival que, durante tres cuartos de partido, se mostró muy superior. 
 
Los goles del astro blanco, en el minuto 17 (de penal), en el 33' y en el 88', y la puntilla firmada por Álvaro Morata, en el 84' ajusticiaron a un gran Alavés que, pese a adelantarse en el 7' con un tanto del brasileño Deyverson, sufrió su primera derrota en el estadio de Medizorroza en lo que va de temporada.
 
El reencuentro de Cristiano Ronaldo con el gol no evitó su peor inicio de temporada desde que viste de blanco, pero puso fin a su sequía en la Liga -sumaba sólo dos tantos en nueve jornadas- y colocó al Real Madrid con 24 puntos, tres más de los que suma el Sevilla, segundo tras empatar hoy ante Sporting de Gijón. 
 
El triunfo de los dirigidos por el francés Zinedine Zidane trasladó la presión a Barcelona y Atlético de Madrid, que más tarde se miden a Granada y Málaga respectivamente. La victoria, sin embargo, no ocultó las serias lagunas defensivas que sigue teniendo el Real Madrid y, pese al "hat-trick" de Cristiano Ronaldo la cuestionable eficacia de la BBC blanca. Pese a haberse visto claramente superado por el Alavés, el Real Madrid se fue al descanso con ventaja de 2-1 gracias a la efectividad de Cristiano Ronaldo, que aprovechó un penal muy protestado por el Alavés y el único despiste de los de Mauricio Pellegrino en la vigilancia del portugués. Aprovechando la debilidad defensiva de los blancos y las enormes autopistas que los de Zidane dejaron en las bandas, el Alavés se adelantó ya a los siete minutos de partido, después de que Pepe perdiera un balón en campo del Alavés.
 
Theo lo subió como un rayo por la banda izquierda y su centro lo remató completamente solo dentro del área Deyverson, luego de que Keylor Navas fallara en su salida y Raphael Varane asistiera a la escena como espectador. Héroe en ese tramo inicial, el delantero brasileño se convirtió en villano a los 20 minutos de partido, cuando una supuesta mano suya dentro del área concedió un penal al Real Madrid y a Cristiano Ronaldo, su primer gol de la tarde. 
 
El árbitro estimó que Deyverson rechazó con el brazo una falta en el borde del área botada por el propio astro portugués que, sin embargo, pareció impactar en la cabeza del brasileño, tal y como reclamó, enojada, la hinchada que llenó Mendizorroza. El empate, inesperado y sin que el Real Madrid hubiese creado ni una sola ocasión de gol, supuso un alivio para los de Zidane, incapaces como se mostraron de responder a la superioridad vasca. Pese a la insistencia del técnico francés en concederle la titularidad, la BBC aportó muy poco al juego del Real Madrid. No hubo noticias en toda la primera parte de Karim Benzema, que fue sustituido en la segunda por Morata. 
 
El galés Gareth Bale tuvo más presencia, pero nula efectividad. Y Cristiano Ronaldo se reencontró con el gol, después de su llamativa sequía. El astro portugués firmó también el segundo tanto de los blancos en uno de los pocos despistes del Alavés, que permitió su avance por la izquierda y vio cómo su derechazo desde la frontal del área hacía inútil la estirada de Fernando Pacheco. El gol fue un premio demasiado generoso para los méritos del Real Madrid y un castigo excesivo para los vascos que, a la vuelta de la pausa, pudieron igualar de nuevo el duelo. Keylor se lució entonces ante Camarasa que, tras hacerse un autopase ante Varane, topó con el arquero costarricense. 
 
Pese a la ocasión fallada, el Alavés siguió dominando el duelo. Y Zidane, que ya había cambiado al portugués Pepe a los 22 minutos por lesión, tuvo que mover el banco para minimizar los desajustes de su equipo. Lo consiguió sólo en parte. El Alavés no acertó con las ocasiones que creó entonces y, desfondado, desmoralizado y enojado con el árbitro, recibió otros dos goles, después de que Cristiano Ronaldo fallara un segundo penal a favor de los blancos. Con Pellegrino expulsado por protestar, el Alavés acabó rindiéndose ante la eficacia del Real Madrid.  

Tags:

  • real madrid
  • deportivo alaves
  • liga española

Lee también

Comentarios