Real Madrid y Barcelona afrontan la última escala previa al clásico

Tres días antes de protagonizar el primer clásico del 2013 en las semifinales de la Copa del rey, los dos equipos más grandes del fútbol español afrontarán sus respectivos duelos ante dos rivales considerablemente inferiores y con la misión de salir indemnes en cuanto a lesiones.
Enlace copiado
Real Madrid y Barcelona afrontan la última escala previa al clásico

Real Madrid y Barcelona afrontan la última escala previa al clásico

Real Madrid y Barcelona afrontan la última escala previa al clásico

Real Madrid y Barcelona afrontan la última escala previa al clásico

Enlace copiado
El Real Madrid y el Barcelona volverán mañana a la Liga española de fútbol aunque sus partidos de la vigésimo primera jornada parecen más un mero preludio del clásico de Copa que un compromiso de real trascendencia en la temporada.
 
Tres días antes de protagonizar el primer clásico del 2013 en las semifinales de la Copa del rey, los dos equipos más grandes del fútbol español afrontarán sus respectivos duelos ante dos rivales considerablemente inferiores y con la misión de salir indemnes en cuanto a lesiones.
 
La enorme distancia de 15 puntos que separa al equipo azulgrana, líder del certamen, del último campeón y la comodidad de los dirigidos por Tito Vilanova en lo más alto de la tabla conducen a que las citas de mañana se tomen como partidos sin demasiada trascendencia.
 
El equipo dirigido por José Mourinho se enfrentará al Getafe en el mediodía español, después de haber vivido una semana con más disgustos que alegrías.
 
En tanto, el Barcelona chocará ante el Osasuna, con la idea de recuperarse del tropezón ante la Real Sociedad y con la incógnita de la respuesta física de sus jugadores, después del gran desgaste soportado en la victoria por 4-2 sobre el Málaga el jueves.
 
El Real Madrid se metió entre los cuatro mejores de la Copa al eliminar el Valencia, aunque vivió dias demasiado ajetreados, a causa de la grave lesión de su capitán Iker Casillas y del escándalo mediático protagonizado entre el presidente del club, Florentino Pérez, y el periódico deportivo "Marca".
 
"Cuando las cosas se complican, hay que ser solidarios, estar juntos e intentar mejorar los resultados. Remamos todos en el mismo sentido y seguro que vamos a encontrar una dinámica positiva", afirmó el joven Raphael Varane.
 
El Real Madrid, que todavía no disfrutará en la portería de su incorporado de emergencia Diego López, tendrá que volver a armar un puzzle en el conjunto titular.
 
Mientras Casillas estará fuera entre dos y tres meses y se perderá todos los compromisos de lujo de febrero y al menos la mitad de marzo, el equipo blanco contará con el bálsamo del regreso de Sergio Ramos.
 
El central volverá a los campos tras sus cuatro jornadas de suspensión, pero su vuelta será momentánea, ya que el miércoles no podrá estar ante el Barcelona, pues debe cumplir su jornada de sanción en la Copa.
 
En el Barcelona se verá las caras contra el Osasuna en un duelo que estará condimentado por la duda sobre la titularidad de Lionel Messi y por la reacción del Camp Nou en el primer encuentro con Víctor Valdés, desde que el portero confirmara que no seguirá en el club a partir de 2014.
 
El equipo azulgrana, que aún no dispone de la presencia de Vilanova, en pleno tratamiento de su enfermedad en Nueva York, podrá darse el lujo de reservar efectivos ante el Osasuna y aún así no ver amenazado su liderato en la liga.
 
La principal duda de los catalanes es nada menos que Messi, quien se retiró del partido ante Málaga con una sobecarga muscular y que el viernes no se entrenó a la par de sus compañeros.
 
"Venimos de un partido muy difícil y de mucha exigencia. Habrá que ver a quiénes alineamos y recién mañana concretaremos el once que presentaremos", deslizó Jordi Roura, asistente de Vilanova, respecto a posibles cambios en el habitual equipo titular.
 
En otro encuentro, el Atlético de Madrid se enfrentará al Athletic de Bilbao en un duelo de entrenadores argentinos y de dos equipos con dos realidades diametralmente opuestas.
 
Mientras los conducidos por Diego Simeone tratarán de reducir los ocho puntos de distancia respecto al líder Barcelona, el equipo de Marcelo Bielsa tratará de romper una racha de cuatro encuentros seguidos sin victorias y de alejarse de la zona de descenso.
 
Al igual que el Barcelona y el Real Madrid, el equipo rojiblanco madrileño podrá presentar alguna modicación en el once inicial, de cara al choque del jueves contra el Sevilla, en la otra semifinal de la Copa.
 
Los partidos Rayo-Betis y Mallorca-Málaga completarán el día, mientras que el choque Sevilla-Granada cerrará la jornada el lunes.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter