Lo más visto

Real Madrid y Barcelona, una montaña rusa

Real Madrid y Barcelona disputarán el próximo miércoles, en semifinales de Copa del Rey, un nuevo clásico español.
Enlace copiado
Enlace copiado
El duelo entre el Real Madrid y el Barcelona dentro de cinco días se aproxima entre escándalos, ausencias de figuras estelares y contrastes: el clásico del fútbol español de las semifinales de la Copa del Rey está subido a una montaña rusa. Los dos equipos más grandes de España se enfrentarán el miércoles por tercera edición consecutiva de la Copa del rey.

Así y todo, el duelo estará condimentado porla innumerable cantidad de factores que afectan la estabilidad de ambos equipos. Si bien el Barcelona recuperó la brújula con la victoria del jueves ante el Málaga, el equipo más en forma de la temporada tendrá el desafío de afrontar el choque contra el máximo rival sin su entrenador en el banquillo.

Por el lado del Real Madrid, el asunto parece todavía más complicado: inmerso hasta la cúpula dirigencial en un escándalo mediático por la relación entre la plantilla del entrenador, huérfano de una identidad futbolística definida y aún sin solución para cubrir la ausencia de un hombre como Iker Casillas, capitán del equipo y figura indiscutida en la portería.

"Iker, que es una pieza fundamental para el Madrid, estará dos meses fuera. Miro la prensa y sé que no pasan un buen momento institucional, pero igual en las semifinales serán un rival complicadísimo y nos costará eliminarlo", dijo hoy Xavi Hernández.

La situación actual del Real Madrid aparenta ser poco menos que caótica. Mientras enel campo de juego se había iniciado el camino de recuperación, toda la atención del ambiente blanco apuntó a un escándalo mediático. Una publicación del periódico Marca, sobre una advertencia de los capitanes Casillas y Sergio Ramos a la dirigencia acerca de la relación de la plantilla con el entrenador José Mourinho, llevó hasta al presidente Florentino Pérez a convocar una rueda de prensa para desmentir tal suceso.

Mientras tanto, el emblema del equipo Casillas se fracturó el dedo pulgar de una mano y se perderá no sólo los dos partidos de la Copa contra el Barcelona, sino también la serie completa contra el Manchester United, por los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Lo de Iker es un problema más. Es el alma del Real Madrid y, especialmente, es su capitán";, valoró Xavi, rival y amigo del guardameta. Por el momento, el Real Madrid no se pronunció sobre los pasos a seguir para cubrir la ausencia del portero de la selección española. Mientras ya se inició la danza de nombres en el mercado sobre posibles reemplazantes, el guardameta que jugará el clásico será Antonio Adán, quien expuso errores gruesos en tres de los cuatro partidos que jugó en los últimos dos meses.

Pero los problemas del conjunto blanco no se ciernen únicamente a la portería, ya que el Real Madrid tendrá que afrontar el primer clásico de las semifinales sin su dupla de centrales titular. Pepe todavía se recupera de una operación en el tobillo,mientras que Sergio Ramos tendrá que cumplir la jornada de sanción que le queda en Copa.

En el Barcelona las aguas están más tranquilas, aunque el presente no es del todo confortable para los azulgranas. El líder de la liga española tendrá que asumir el encuentro del miércoles sin su técnico Tito Vilanova, quien se encuentra en Nueva York en pleno tratamiento de su enfermedad. El reemplazante del entrenador será su asistente Jordi Roura, con quien el Barcelona hasta ahora ganó todos sus partidos.

Después del traspié en San Sebastián contra la Real Sociedad, el equipo catalán demostró el jueves ante el Málaga que aún se separa un escalón por encima de la mayoría de los equipos del fútbol español. Así y todo, el conjunto azulgrana intentará vengarse de la Supercopa de España perdida ante el Real Madrid en el inicio de la temporada.

El principal llamado de atención de la plantilla lo dio nada menos que Lionel Messi,quien sufrió una sobrecarga muscular en el partido contra el Málaga y hoy no se entrenó junto al resto de sus compañeros. A falta de confirmación oficial, se estima que el argentino puede ser suplente en el duelo del domingo contra el Osasuna por precaución.

El miércoles se iniciará entonces el tercer choque de Copa del Rey consecutivo entreambos. Hasta el momento, la suerte está repartida: en 2011, el Real Madrid se consagró campeón al ganar el clásico en la final, disputada en Valencia; y en 2012, el Barcelona ganó la serie entre ambos en cuartos de final, para luego adjudicarse el título.

Pero las semifinales actuales bien podrían denominarse el clásico más largo del mundo;, porque el duelo de ida se jugará el miércoles y la vuelta se disputará recién en la última semana de febrero. Entre medio de dos encuentros habrá partidos de liga, amistosos internacionales con las selecciones y los partidos de ida de los octavos de la Champions.

Tags:

Lee también

Comentarios