Regresó a la realidad

Santa Tecla ganó a FAS en el estadio Quiteño y siguió con su ascenso.
Enlace copiado
FALTA. El zaguero Roberto Domínguez comete falta al argentino Allan Murialdo, de FAS.

FALTA. El zaguero Roberto Domínguez comete falta al argentino Allan Murialdo, de FAS.

En casa. Después de haber ganado en Sonsonate, FAS cayó derrotado en casa por Santa Tecla.

En casa. Después de haber ganado en Sonsonate, FAS cayó derrotado en casa por Santa Tecla.

Enlace copiado
FAS volvió a la realidad ayer. En un encuentro de pocas luces, varios amonestados y mínimas opciones a gol, los tigrillos cayeron por 0-2 ante un Santa Tecla que sigue vinculado a los líderes de la tabla.

El encuentro correspondió a la jornada 6 del campeonato Clausura 2017. Se trató de un rezago de la administración del extécnico Osvaldo “Pichi” Escudero, quien consideró que ante la ausencia de los seleccionados sub-20 y de varios jugadores por lesión, la actividad debía posponerse.

Los tigrillos se plantaron al campo de manera vigorosa y por ello el primer tiempo fue trabado.

A medida avanzó el cronómetro, los tigrillos encontraron una buena opción por medio de Allan Murialdo, atacante que envió un cabezazo que pasó ligeramente desviado de la portería de Joel Almeida, quien junto a su colega Matías Coloca fue simple espectador.

Para la parte complementaria los dos equipos se vieron en problemas cuando el árbitro Jaime Herrera expulsó con roja directa a Allan Murialdo y Kevin Reyes, quienes protagonizaron una pequeña trifulca luego de que el partido fue pausado por una falta.

Tras las expulsiones, el Santa Tecla reflejó una mayor vocación ofensiva y avisó al minuto 62, cuando Coloca salvó un tiro de Barahona.

El Santa Tecla transformó su buen momento en ventaja deportiva (0-1) al minuto 74. El tanto llevó la firma de Ricardo Ferreira, quien en su currículo ya cuanta con la experiencia de marcarle a FAS. El brasileño aprovechó un pase filtrado y, en dos tiempos, venció a Matías Coloca, que luego quedó retratado con un disparo desde media cancha de Gilberto Baires cuando ya el reloj marcaba el tiempo de compensación para el marcador final.

Lee también

Comentarios

Newsletter