Regresó la bestia

Barcelona arrasó con el Deportivo y mantuvo a raya a sus escoltas de Madrid.
Enlace copiado
Regresó la bestia

Regresó la bestia

Regresó la bestia

Regresó la bestia

Enlace copiado
La Liga española de fútbol vivió ayer una apasionante jornada en apenas cuatro horas que al final solo sirvió para descontar una fecha del calendario, pues Barcelona, Atlético y Real Madrid ganaron sus respectivos partidos y sostuvieron así el emocionante pulso por el título.

A cuatro jornadas del final todo sigue igual: el Barcelona está igualado a 79 puntos con el Atlético y es líder por la mejor diferencia de goles. Con un punto menos queda el Real Madrid. Nadie está dispuesto a ceder.

El Barcelona abrió la jornada espantando fantasmas con una espectacular goleada 8-0 en el campo del Deportivo de La Coruña, que sufrió la peor derrota como local de toda su historia.

El equipo azulgrana rompió así una racha de tres derrotas consecutivas en la Liga española y encontró a su estrella en el uruguayo Luis Suárez, autor de cuatro goles y tres asistencias.

El sorprendente declive requería de un parche de urgencia y Suárez recuperó su olfato sin margen de error para el vigente campeón, que hace cuatro fechas ostentaba una ventaja de nueve puntos sobre el conjunto rojiblanco, y 10 respecto al Madrid y ahora tiene en riesgo sus chances de revalidar su corona liguera.

El delantero uruguayo abrió el marcador ante el Deportivo a los 11 minutos y amplió a los 24, 53 y 64 para engordar su cuenta a 30 goles en el campeonato, uno menos que el madridista Cristiano Ronaldo.

Suárez facilitó además el tercer tanto a Ivan Rakitic (47), el sexto al astro argentino Lionel Messi (73) y el octavo a Neymar (81), mientras que Marc Bartra (79) completó el correctivo y el chileno Claudio Bravo se encargó de poner el cerrojo en el arco barcelonista, invicto por primera vez en siete encuentros.

“Es un resultado espectacular para nosotros”, reconoció el técnico azulgrana, Luis Enrique, al final del partido.

Lee también

Comentarios

Newsletter