Rescató el orgullo

Con un gol de penalti en el minuto 89, la Azulita empató contra Honduras en su debut en el premundial.
Enlace copiado
Presente. José Villavicencio anotó un gol y dio una asistencia para el empate que consiguió ayer la sub-20. Aquí lo felicitan sus compañeros luego de anotar el penalti al minuto 89.

Presente. José Villavicencio anotó un gol y dio una asistencia para el empate que consiguió ayer la sub-20. Aquí lo felicitan sus compañeros luego de anotar el penalti al minuto 89.

Punto negro.  Álvaro Lizama podría sufrir una sanción por su acto de indisciplina después de ser sustituido en el primer tiempo.

Punto negro. Álvaro Lizama podría sufrir una sanción por su acto de indisciplina después de ser sustituido en el primer tiempo.

Rescató el orgullo

Rescató el orgullo

Enlace copiado
El Salvador rescató su orgullo y pundonor en los 45 minutos finales de un partido que perdía 2-0 con más pena que gloria y alcanzó un merecido 2-2 al filo del partido para mantener sus aspiraciones intactas de clasificarse por segunda vez a una copa del mundo juvenil, pero deberá trabajar al máximo para no cometer los yerros defensivos que los catrachos aprovecharon para marcar.

Honduras tocó primero la puerta de Carlos Cañas a los dos minutos de juego tras cobrar Escalante un tiro libre desde unos 30 metros que Róchez cabeceó y que el meta nacional atrapó lanzándose a su costado derecho para disipar el peligro sobre la meta nacional.

Los cuscatlecos entraron nerviosos a su partido de debut en la eliminatoria premundialista y poco a poco comenzó a ceder terrenos a los merengues catrachos. Ese dominio se tradujo a los cinco minutos cuando Juan Barahona derribó al atacante Bryan Róchez tras una gran jugada por la izquierda por parte del zaguero Moncada que se quitó a dos jugadores azules y cedió al juvenil del Orlando City de la MLS para que rematara, pero la marca de Barahona fue al pie de apoyo y el juez tico Cruz señaló sin dudar el penal y a la vez mostró amarilla al jugador tecleño.

El propio Róchez se hizo justicia un minuto después con un tiro a media altura que Cañas adivinó, pero que no tuvo fuerza en sus brazos para rechazar el disparo y aceptar el 0-1 a favor de los catrachos.

Dos minutos más tarde Cañas salvó otra vez la meta nacional al rechazar a tiro de esquina el tiro libre cobrado por el Benavidez de manera espectacular.

El Salvador se mostraba sumido en su letargo, sin lograr reaccionar ante la presión hondureña que amarró simplemente a Josué Hernández para apagar todo intento ofensivo que Villavicencio y Barahona trataban de crear con el enlace fuera de tiempo con el jugador marciano, especialmente en la descoordinación en las marcas de sus laterales que dejaron una autopista para que López y Escalante avanzaran a placer.

El mejor hombre en el campo de juego se llamaba Carlos Cañas cuando al '22 salvó del 0-2 al plantel azul al rechazar la pelota con su cuerpo en el mano a mano con el volante olímpico Kevin López, quien con velocidad y potencia logró sortear a la zaga nacional pero no logró vencer al portero.

Pero los desaciertos defensivos de El Salvador se acrecentaron a tal punto que una falta al '27 sobre Kevin López terminó un minuto después en gol.

Jhow Benavidez cobró la falta a media altura y no hubo una pierna azul capaz de rechazar la pelota que se coló entre todo el mar de piernas hasta que Albert Elis tomó el balón y lo colocó a ras de grama lejos del intento de Cañas para firmar al '28 el 0-2 con mucha justicia a favor de Honduras.

Alfaro no esperó que el primer tiempo finalizara y removió del campo al aguilucho Álvaro Lizama y así mandar al minuto 38 al firpense César Flores para que corriera la banda izquierda en la zaga nacional y adelantara al aliancista Flores Jaco para que buscara abrir espacio por la banda izquierda dejada por Lizama.

Para el segundo tiempo, se vio a un equipo salvadoreño más suelto intentando asimilar el regaño de Mauricio Alfaro en el camerino y parece que eso hizo mella en el orgullo de los cipotes, quienes comenzaron a envolver a Honduras en su propio medio campo norte.

Una falta sobre Josué Hernández fue sancionado por el tico Cruz a unos 10 metros del área frontal de la portería hondureña. El propio jugador de Atlético Marte cobró la falta al '48 pero su derechazo fue atrapado de buena manera por el meta Roberto López, el primero recibido en todo el partido.

El capitán Narciso Orellana probó fortuna sobre la meta de López con un tiro elevado y desviado al '53 como parte del ataque desordenado de los azules.

Luego de 10 minutos del segundo tiempo y con el marcador en contra, “el Tuco” Alfaro se decidió a cambiar su esquema táctico y mandó, dos minutos más tarde, al atacante firpense Bryan Pérez por el juventino Álvaro Guardado a fin que trabajara con Josué Hernández como puntero derecho y el albo Flores Jaco por la banda contraria.

El experimento de Alfaro comenzó a funcionar cuando un minuto más tarde dos pelotas coladas hasta la banda de Hernández terminaron primero con el remate cerca del poste derecho de la meta de López y luego la asistencia del puntero marciano para el remate de Bryan Tamacas al cuerpo del portero catracho.

Luego, el poste izquierdo salvó al '60 la meta hondureña cuando el tiro libre cobrado por Josué Hernández le quitó pintura luego de la falta cometida por Luis Santos a su humanidad desde la banda derecha y que provocó la segunda amarilla de la noche para Honduras.

El partido tomó otro rumbo con los cambios de Alfaro, algo que el técnico Jiménez palpó y mandó al '62 a Rolin Álvarez en lugar de Escalante a fin de buscar recuperar el medio campo.

Honduras se acercó de nuevo con peligro a la meta salvadoreña, hasta el minuto 71, cuando el defensor diestro Kevin Álvarez se escapó con fuerza por su banda para rematar sobre la meta defendida por Carlos Cañas.

El técnico Alfaro quemó su último cambio de la noche y mandó al atacante Romilio Hernández por un Josué Hernández, quien sufrió de todo en los 72 minutos que estuvo en el terreno de juego.

Después, otra vez, el portero Carlos Cañas salvó a El Salvador cuando tapó a puro reflejo el rechazo a propia puerta de cabeza del tigrillo Bryan Tamacas que buscó despejar el centro desde la derecha del defensor Álvarez y que el oportuno cierre del capitán narciso Orellana evitó que Róchez anotara su segundo gol de la noche.

El Salvador buscaba con ahínco pero de manera desordenada la portería de López quien salvó en gran forma su meta al '81 tras el remate de larga distancia de Narciso Orellana.

Jiménez buscó tranquilizar las aguas al sacar al atacante Elis, del Olimpia, y darle paso al atacante Junior Lacayo, del mexicano Santos Laguna, al '82.

Pero el empuje cuscatleco halló su recompensa al '82 cuando Narciso Orellana cobró el segundo tiro de esquina en el partido y el tecleño Juan Barahona anotó al cabecear solo en el área y poner el 1-2, que le daba vida al plantel nacional.

Un conato de bronca en la mitad del terreno de juego no pasó a más ante la pasividad del árbitro costarricense que se limitó solo a observar las acciones de roce que hubo por los dos equipos sin mostrar ninguna tarjeta amarilla o roja al final del incendio.

Pero el fútbol premia no solo a los que anotan goles, lo hizo también con los cipotes salvadoreños que apostaron más en la segunda mitad y la recompensa llegó de manera cardíaca cuando alcanzó el empate de manera justa.

Una mano dentro del área del defensor Carlos Moncada ante remate de Bryan Pérez no se le escapó al juez tico Hugo Cruz y señaló el fatídico punto de penalti ante la algarabía del banquillo salvadoreño.

Con postura y sin nervios, José Villavicencio se colocó con firmeza y remató a media altura al filo del partido para devolverle el corazón a toda la afición nacional al alcanzar un impensable empate ante una selección hondureña que se sintió dueña de Montego Bay.

En el último minuto, Honduras todavía tuvo una oportunidad con una falta desde el lateral, pero la defensa supo responder para mantener el punto que se había rescatado “in extremis”.

Tags:

  • sub 20
  • premundial
  • concacaf
  • jamaica 2015
  • mauricio alfaro
  • azulita

Lee también

Comentarios

Newsletter