Lo más visto

Respetá al campeón

Alianza dejó sin invicto al Águila y recuperó el cuarto lugar de la tabla.
Enlace copiado
Respetá al campeón

Respetá al campeón

Saludo. Herbert Sosa saludó a Ramón Sánchez, que lo dirigió en Juventud Independiente.

Saludo. Herbert Sosa saludó a Ramón Sánchez, que lo dirigió en Juventud Independiente.

Anulado. Nicolás Muñoz apenas pudo acercarse al arco de Óscar Arroyo en el juego que Alianza ganó ayer al Águila, por 2-0.

Anulado. Nicolás Muñoz apenas pudo acercarse al arco de Óscar Arroyo en el juego que Alianza ganó ayer al Águila, por 2-0.

Vencido. Villalobos no pudo controlar el tiro de Sosa (fuera de foco) y Portillo anotó el 1-0 de Alianza.

Vencido. Villalobos no pudo controlar el tiro de Sosa (fuera de foco) y Portillo anotó el 1-0 de Alianza.

Respetá al campeón

Respetá al campeón

Enlace copiado
Tropezar y con la misma piedra. Águila tenía 16 partidos sin perder. Su última derrota había sido en la ida de semifinales del torneo pasado, en el Cuscatlán, frente al Alianza. Ayer se encontró de nuevo con el último verdugo. Y volvió a palmar. Adiós invicto, adiós liderato.

Pero no fue algo casual. Alianza fue digno triunfador, le pasó por encima a los emplumados y celebra ahora estar entre los primeros lugares de la tabla, algo que necesitaba en vista de lo apretado que está la misma.

Poco tardó Alianza en avisar, en un intento de escapada de Óscar Guerrero, que fue derribado antes que ingresara al área por Wilson Rugama.

El Alianza se fue acomodando. Posteriormente fue Juan Carlos Portillo el que tomó línea de fondo y ya dentro del área buscó a Willis Plaza, que venía cerrando, pero, justo antes que llegara a su destino, Henry Romero metió el pie para el despeje oportuno.

Los capitalinos se habían apoderado de las acciones y eran superiores al conjunto emplumado, que estaba replegado atrás, tratando de hacer daño con Nicolás Muñoz, pero sin pisar terreno rival en ningún momento.

El Alianza se fue arriba en el marcador gracias a un tiro libre y a una carambola. Hérbert Sosa cobró por debajo de la barrera, pero con la colocación suficiente para exigirle al arquero Benji Villalobos a lanzarse para desviarlo. Aunque alcanzó a hacerlo, el balón pegó en el poste, y le quedó servido en el remate a Juan Carlos Portillo, para que definiera aún cuando el meta emplumado se encontraba en el suelo.

Tras la anotación, los albos siguieron insistiendo, tratando de aumentar la cuenta. Sosa recuperó un balón y filtró a Plaza, quien ya dentro del área se disponía a rematar, pero la oportuna barrida sobre lo último de Henry Romero volvió a impedir el tanto.

Los albos volvieron a tener una opción clara un minuto después, cuando el siempre incisivo Portillo envió un centro que superó el cálculo de último defensor. Tras pararla con el pecho, Plaza se dispuso a definir, pero la salida valiente de Benji evitó el segundo.

La primera aproximación del Águila se dio cuando Henry Romero se abrió espacio desde unos 30 metros de la portería de Óscar Arroyo, y sacó un tiro, que aunque se fue perdido, significaba por lo menos el primer intento por encontrar el empate antes de irse al descanso.

Alianza crece

Recién iniciando el segundo tiempo se vino la jugada que pudo cambiar el rumbo del partido, cuando Élmer Abarca se fue expulsado por doble amonestación, luego de llegar a interrumpir un tiro de Nicolás Muñoz, y aunque logró conectar con la pelota, el árbitro consideró que había sido con fuerza desmedida, por lo que aparte de la falta, se ganó la segunda amarilla, dejando a su equipo con un hombre menos.

Águila comenzó a presionar en busca del empate, pero no veía la forma de lograrlo, ya que ni Irvin Valdez ni Nicolás Muñoz tenían puntería.

Por el contrario, el Alianza volvió a acelerar para dejar en evidencia al Águila de su falta de gasolina. Sosa volvió a robar un balón y esta vez encontró a Óscar Guerrero, quien se dejó sacar el balón por Jimmy Valoyes antes del tiro.

Águila estaba en serios problemas. No solo era por no encontrar el empate, sino que Alianza estaba más cerca del segundo. La forma en la que entraban al área era sorprendente, y tuvo seis opciones de gol en un lapso de 15 minutos, desde el 60’ hasta el 75’.

La última de estas fue un balón que recibió dentro del área Rodrigo Rivera, con todo el tiempo y el espacio para definir, pero la envió por encima, ante los reclamos desesperados de Benji, que no hallaba como decirle a la defensa que cambiaran su actitud pasiva.

Tan superior era Alianza que, por lógica, cayó el segundo tanto, servido por, cómo no, Sosa y anotado de nuevo por Portillo, que se quitó a Ibsen Castro, y definió a ras de piso para el 2-0.

Un remate de fuera de área de Rudy Valencia pudo acabar el tercero. Benji lo evitó con una estirada para que el castigo fuera menos de lo merecido. Eso sí: el invicto ya había pasado a mejor vida.

Lee también

Comentarios