Lo más visto

Más de Deportes

Reyes del mundo

Real Madrid ganó el Mundial de Clubes tras derrotar a Kashima Antlers en tiempo extra.
Enlace copiado
Reyes del mundo

Reyes del mundo

Reyes del mundo

Reyes del mundo

Enlace copiado
En la prórroga, con tremendo sufrimiento y mucha dificultad, el Real Madrid conquistó ayer su segundo Mundial de Clubes al imponerse 4-2 al Kashima Antlers japonés con un triplete del portugués Cristiano Ronaldo.

En el Estadio Internacional de Yokohama, sorprendidos por los nipones, los blancos necesitaron de dos goles en el tiempo añadido de su estrella para deshacer el 2-2 con el que concluyeron los 90 minutos y sumar así a las tres Copas Intercontinentales que ya lucían en sus vitrinas su segundo cetro mundial.

Cristiano Ronaldo, que no había tenido una buena noche, remató la faena iniciada por el francés Karim Benzema (9’) y que él mismo amplió, en el 60’, después de que Gaku Shibasaki anotó por dos veces (44’ y 52’) para los nipones.

Después de fallar varias ocasiones y de que el Kashima desaprovechara otras tantas para cerrar el duelo a su favor, el astro portugués aprovechó un gran pase de Benzema, primero, y un balón suelto en el área, luego, para enmendar sus fallidos 90 minutos y asegurar para el Real Madrid otro título internacional. 

El marcador final, sin embargo, nada dijo de lo que sucedió antes de que se llegó a la prórroga, un choque mucho más competido de lo esperado, que concluyó con los dirigidos por Zinedine Zidane acorralados y pidiendo que el árbitro pitara el final.

La primera parte, de hecho, concluyó con un sorprendente 1-1 en el marcador, que hizo justicia a lo visto sobre la cancha. 

Si bien el Real Madrid exhibió su evidente superioridad con el tempranero gol de Benzema, su posterior relajación y falta de acierto de cara al arco permitió que los japoneses igualaran el duelo justo antes de la pausa, aprovechando un error de la zaga blanca. 

El mal despeje del central francés Raphael Varane en su campo acabó con el balón en los pies de Shibasaki que, sin pensárselo dos veces, cruzó para batir a Navas. Zidane no daba crédito. El estadio de Yokohama enloqueció.

El técnico francés debió de aleccionar en el descanso a sus jugadores, que redoblaron su intensidad en la reanudación. Pero, sorprendente y paradójicamente, fue el Kashima quien se adelantó. Con Shibasaki como protagonista de nuevo.

El delantero japonés atrapó otro mal despeje de Sergio Ramos, se zafó de tres defensas y superó a Navas con zurdazo.

La sorpresa saltaba en Yokohama. Hasta que un penal de Yamamoto a Lucas Vázquez la rebajó. Desde los 11 metros, Cristiano Ronaldo, desacertado durante casi todo el encuentro, no falló. 

Con el 2-2, el Real Madrid se lanzó a por la victoria y buscando una solución, Zidane cambió a Lucas Vázquez. Y el Real Madrid se rompió. Los japoneses se envalentonaron y comenzaron a jugar de fábula. Navas, en el 88’, y el larguero, ya en la prórroga, evitaron su gol.

Luego, Cristiano Ronaldo no perdonó. El Real Madrid enlazó su partido número 37 invicto, levantó su segundo Mundial de Clubes y Zidane es el primer campeón mundial de clubes como jugador y entrenador.

Lee también

Comentarios