Lo más visto

Más de Deportes

Roger Federer venció a Rafael Nadal y ganó el Abierto de Australia

El tenista suizo, de 35 años de edad, logró su título número 18 de Grand Slam y agiganta su leyenda.
Enlace copiado
Roger Federer venció a Rafael Nadal y ganó el Abierto de Australia

Roger Federer venció a Rafael Nadal y ganó el Abierto de Australia

Enlace copiado
Roger Federer parece empeñado en agotar los adjetivos para describir su carrera: el suizo tumbó hoy al español Rafael Nadal en una trepidante final del Abierto de tenis de Australia para conquistar su Grand Slam número 18 y agigantar, todavía más si cabe, su leyenda.
 
En la misma Rod Laver Arena que lo vio llorar de impotencia en 2009 ante el mismo rival, Federer se reveló contra su propio pasado y contra aquellos que lo veían ya fuera de los primeros planos del tenis a sus 35 años al vencer a su "bestia negra" por 6-4, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3 después de tres horas y 28 minutos.
 
"Cuando vuelva a Suiza me daré cuenta de la magnitud de este trofeo. Creo que no puedo compararlo con ningún otro salvo quizás con el Roland Garros de 2009. Esperé mucho por ese título en Francia, lo intenté, luché, lo volví a intentar y fallé. Al final lo conseguí y esto es una sensación similar", indicó Federer, que se recuperó de un break en contra en el set definitivo.
 
Superar una situación así ante Nadal, que tantas veces lo había torturado mentalmente sobre una cancha de tenis, y en la final de un Grand Slam, hablan de un Federer liberado, un jugador que sigue rompiendo moldes.
 
El ex número uno había ganado su último grande en Wimbledon 2012 y desde entonces perdió las tres finales que jugó, Wimbledon 2014 y 2015 y US Open 2015. Además, llegó al Abierto de Australia tras haber estado sin competir los últimos seis meses por una lesión de rodilla, la ausencia más larga de su carrera. Y cuando nadie apostaba una ficha por él, se plantó en la final y tumbó en ella a Nadal para llevar al siguiente escalón su récord de títulos de Grand Slam. Un salto a la eternidad.
 
"Antes del partido me dije: 'Juega libre, juega con la pelota, no juegues con tu rival. Siéntete libre en la mente, siéntete libre en los golpes. Ve por ello, que se premiará la valentía'", señaló Federer para explicar su estrategia. Ésa fue atacar o morir. Jugar al límite, bolas a la línea casi en cada punto. Y funcionó.
 
Aunque quizás el punto que cambió el destino del partido fue una derecha a la red de Nadal. El español tuvo una pelota con su saque para colocarse 4-2, pero un error no forzado con el "drive", su mejor golpe, lo condenó.
 
Nadal buscaba su Grand Slam número 15 y acortar distancias con Federer en ese duelo eterno que mantienen por el lugar más alto del olimpo del tenis. En en vez de irse de Australia con el aliento en la nuca de Federer, el español quedó otra vez a cuatro coronas. Aunque confía en poder alzar pronto más grandes.
 
"Si estoy a este nivel voy a ganar títulos", indicó Nadal, que tuvo una lesión de muñeca en la segunda mitad de 2016. "Si mi cuerpo está capacitado para poder seguir trabajando de la manera que lo estoy haciendo, sin lesionarme, que espero que así sea, estoy en el camino muy muy adecuado para competir por todas las cosas por las que he competido durante toda mi carrera".
 

Lee también

Comentarios