Rompió los moldes

Pavel Nedved destacó en cuatro equipos, uno de ellos, Juventus.
Enlace copiado
Juventus. En 2003 Pavel Nedved fue condecorado como el mejor jugador del mundo.

Juventus. En 2003 Pavel Nedved fue condecorado como el mejor jugador del mundo.

Rompió los moldes

Rompió los moldes

Enlace copiado
En República Checa hay un jugador que rompió los moldes de su época. Su nombre es Pavel Nedved, un centrocampista que se caracterizaba por ser rápido y poseer un potente disparo desde fuera del área.

Sus inicios en el fútbol profesional se dieron con el Dukla Praga, donde estuvo en la temporada 1991-1992, para luego pasar al Sparta Praga donde se ganó un lugar como titular y alcanzó a disputar 117 partidos que le valieron para mostrarse y ser convocado a la selección que llegó a disputar la final de la Eurocopa Inglaterra 1996, la cual ganó Alemania 2-1.

Luego de esa Euro, Nedved firmó contrato con el Lazio a pesar de que tenía un acuerdo con el PSV Eindhoven. Con los romanos estuvo cinco temporadas, sumó 207 partidos y 51 goles.

Para la temporada 2001-2002 Pavel cambió de camiseta y se puso la del Juventus con la que llegó a la final de la Liga de Campeones 2002-2003, la cual perdieron ante el AC Milán en tanda de tiros desde el punto de penalti. En ese juego por el título no participó por acumulación de tarjetas.

Sin embargo, la actuación que tuvo en esa competición europea le valió para ser condecorado como Balón de Oro de 2003. De la Juve (con la que estuvo en Serie B), se retiró en 2009 después de 327 juegos y 65 goles.

A la selección le dijo adiós en 2006 tras 98 partidos.

Lee también

Comentarios

Newsletter