SACÓ EL CORAJE

El Real Madrid ganó el clásico y tomó fuerza para la Champions.
Enlace copiado
Frenado. Luis Suárez no pudo mantener su racha goleadora en los clásico. Ayer falló una oportunidad a meta vacía.

Frenado. Luis Suárez no pudo mantener su racha goleadora en los clásico. Ayer falló una oportunidad a meta vacía.

Marcado. Lionel Messi fue amarrado por la marca del Real Madrid. A pesar de ello contó con una oportunidad para marcar.

Marcado. Lionel Messi fue amarrado por la marca del Real Madrid. A pesar de ello contó con una oportunidad para marcar.

Goleador. El francés Karim Benzema anotó el gol del empate para el Real Madrid con una elegante acrobacia en el clásico ante el Barcelona.

Goleador. El francés Karim Benzema anotó el gol del empate para el Real Madrid con una elegante acrobacia en el clásico ante el Barcelona.

SACÓ  EL CORAJE

SACÓ EL CORAJE

Enlace copiado
El Real Madrid dio un nuevo aire a la Liga española al llevarse el clásico ante el Barcelona por 2-1, después de voltear en el tramo final un duelo mayormente dominado por los azulgrana.

El bajón final del equipo de Luis Enrique, sin embargo, y el acierto de los blancos impidió que el Barcelona redondeara el homenaje a Johan Cruyff con la victoria que pretendía.

A cinco minutos para la conclusión del duelo, el portugués Cristiano Ronaldo aguó la fiesta azulgrana con un tanto que, sumado al firmado por el francés Karim Benzema en el 62', acabó con la imbatibilidad del Barcelona esta temporada en el Camp Nou, truncó su racha de 39 partidos sin conocer la derrota y recortó a siete puntos la distancia entre los del entrenador azulgrana Luis Enrique y el Real Madrid.

Aunque las esperanzas de los dirigidos por el francés Zinedine Zidane de reengancharse a la lucha por la Liga son aún escasas, el triunfo blanco revitalizó al Atlético de Madrid, a seis puntos del Barcelona después de su goleada 5-1 ante el conjunto del Betis.

Un gol de Gerard Piqué adelantó al Barcelona en el 56', pero la alegría les duró poco a los de Luis Enrique que, pese a dominar hasta entonces el choque, sucumbieron ante la pujanza del Real Madrid, más fresco físicamente.

Como si el homenaje previo a Johan Cruyff los hubiera sobrecogido en exceso, a los azulgrana les faltó a menudo puntería, en ocasiones, cierta clarividencia, y, al final, físico, pese a que el Real Madrid acabó el clásico con diez por la expulsión de Sergio Ramos con doble amarilla.

Mientras los de Luis Enrique dominaron de manera escandalosa la posesión, el Real Madrid trató de salir al contrataque destruyendo el juego en el medio campo del Barcelona que, aún así, burló la vigilancia blanca y provocó algunas opciones de peligro como un posible penalti no sancionado por el árbitro o un fallo enorme de Suárez, ocasiones que en los minutos finales el Barcelona y su público terminaron por lamentar.

Lee también

Comentarios

Newsletter