Lo más visto

Salvadoreño gana beca en Estados Unidos, pero quieren deportarlo

El hecho ha sido retomado por el Washington Post. Sus compañeros de equipo luchan por parar su deportación.
Enlace copiado
Salvadoreño gana beca en Estados Unidos, pero quieren deportarlo

Salvadoreño gana beca en Estados Unidos, pero quieren deportarlo

Salvadoreño gana beca en Estados Unidos, pero quieren deportarlo

Salvadoreño gana beca en Estados Unidos, pero quieren deportarlo

Salvadoreño gana beca en Estados Unidos, pero quieren deportarlo

Salvadoreño gana beca en Estados Unidos, pero quieren deportarlo

Enlace copiado
Lizandro Claros Saravia tiene 19 años y un futuro prometedor en el fútbol universitario estadounidense. Incluso tiene una beca para jugar en Carolina del Norte, pero ni eso evitó que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) lo arrestara y lo pusiera en lista de deportación.
 
Claros Saravia fue detenido junto a su hermano el 28 de julio en uno de sus controles regulares con funcionarios de inmigración. Rápidamente su arresto causó indignación. Sus compañeros de estudios se unieron para protestar y pedir que no fuera deportado y la noticia llegó hasta la redacción del periódico Washington Post, que este lunes publicó todo lo relacionado a este nuevo caso que afecta directamente a un salvadoreño.
 
Este lunes los compañeros de Claros Saravia en el Bethesda Soccer Club se reunieron en las afueras del Departamento de Seguridad Nacional en Washington para alzar la voz y evitar la deportación del salvadoreño. 

 
Entre los que protestaron estaban chicos que, al igual que Lizandro, también han ganado becas para seguir sus estudios universitarios gracias a su talento para el fútbol. Pero eso no fue obstáculo y todos se solidarizaron con su amigo de cancha.
 
"Es una de las personas más trabajadoras de nuestro equipo", dijo Matt Di Rosa a Rachel Chason, reportera del Washington Post. Di Rosa tiene una beca para jugar y estudiar en la Universidad de Maryland.


Jugadores del Bethesda Soccer Club, compañeros de Lizandro. / Foto cortesía del Washington Post.
 
UN JOVEN EJEMPLAR
Lizandro y su hermano entraron ilegalmente a Estados Unidos en 2009, huyendo de la violencia en El Salvador. Se graduó de la escuela secundaria Quince Orchard en Gaithersburg y planeaba asistir al Colegio Louisburg con una beca gracias al fútbol. Hasta que lo arrestaron.
 
Su hermano se llama Diego y tiene 22 años. Se graduó también de la escuela secundaria y trabaja en un taller automotriz. Ni uno de los dos tiene antecedentes penales en Estados Unidos.
 
Los dos están siendo representados por una organización de apoyo a la inmigración llamada CASA y uno de sus representantes, Nick Katz, dijo al Washington Post que la deportación de ambos hermanos "no tiene sentido", pues son "jóvenes ejemplares".
 
A la protesta de este lunes 31 de julio llegaron al rededor de 50 personas, incluyendo familiares de Lizandro y Diego. Su hermana, Fátima Claros Saravia, de 25 años, dijo que lo único que ellos quieren es "estudiar y trabajar" y pidió al ICE y al gobierno estadounidense que "dejen de separar familias".

Su hermana Fátima Claros Saravia / Foto cortería el Washington Post
 
"Esto es mucho más que el fútbol ahora", dijo Foster McCune, quien se graduó de la élite St. Albans High School en el noroeste de Washington y jugó con Claros Saravia durante cuatro años. "Queremos que nuestro amigo vuelva", expuso al Washington Post.
 
El Washington Post destaca en su publicación que los hermanos Claros Saravia no habrían sido prioridad de deportación en el gobierno de Barack Obama debido a su buen comportamiento, pero con Donald Trump como presidente cualquier indocumentado puede ser arrestado por el ICE y obligado a salir del país.
 
Mirá también: Así juega Lizandro

Aquí podés leer el artículo original en el Washington Post: "Una estrella de fútbol de Gaithersburg ganó una beca universitaria. Pero ICE planea deportarlo".

Tags:

  • lizandro claros saravia
  • carolina del norte

Lee también

Comentarios