Se apagó la llama goleadora

Nicolás Muñoz era el consentido del Águila a su llegada. Ahora su sequía preocupa. De Williams Reyes ni se diga.
Enlace copiado
Se  apagó la llama goleadora

Se apagó la llama goleadora

Se  apagó la llama goleadora

Se apagó la llama goleadora

Enlace copiado
La crisis que vive el Águila en estos momentos se ve reflejada en varios aspectos, y uno de los que más preocupa es la sequía goleadora que está pasando la dupla de Nicolás Muñoz y Williams Reyes.

Antes del inicio del torneo fueron de los fichajes más sonados, y la esperanza de que el Águila se convirtiera en el equipo más goleador radicaba en ellos.

En las primeras fechas lo estaban consiguiendo, gracias al aporte de Nicolás, que con un triplete en el juego ante el Metapán demostró que su llegada al cuadro emplumado no fue en vano.

“Vine al Águila con la esperanza de ser goleador y creo que hice el esfuerzo suficiente, por trabajo no hay queja, se han hecho las cosas bien con la idea de mantenerse de la misma forma”, comentó el ariete, que no cree que haya algo de trasfondo en la crisis que vive el Águila, sino un bache del cual deben salir con el mismo trabajo que estaban realizando.

La situación de Williams Reyes es más complicada, ya que no es ni la sombra del ariete que fue en años anteriores; sin embargo, no pierde la esperanza de despertar de su letargo goleador.

“Vine aquí a aportarle al equipo con mis goles, lastimosamente las cosas no se han dado del todo bien para nosotros. La mejor manera de salir de esto es no desesperarse, y saber que las cosas van a mejorar”, finalizó Reyes.

Tags:

  • aguila
  • sequia
  • nicolas
  • muñoz
  • reyes
  • lmf

Lee también

Comentarios

Newsletter