Se mete a la pelea

El Quequeisque consiguió una importante victoria y se aferra a los puestos de clasificación a cuartos de final de segunda división.
Enlace copiado
Se mete a la pelea

Se mete a la pelea

Se mete a la pelea

Se mete a la pelea

Enlace copiado
Era un partido trascendental para el Quequeisque, que llegaba en el octavo lugar, apenas un punto por encima del Marte-Soyapango, y no quería soltar su lugar entre los clasificados. Recibía a un desahuciado San Pablo, sumido en una crisis administrativa que se refleja en lo deportivo.

Los de Tacachico tienen apenas cinco puntos, y estuvieron a punto de perder la categoría al no pagar la fianza en la FESFUT en el tiempo requerido. Además, los jugadores del plantel aseguran que no han recibido salario en todo el torneo. “Esta es una situación que nos tiene desesperados, fuimos nosotros los jugadores los que reunimos el dinero para la categoría, y el presidente no se hizo responsable, y ahora que ya nos programan, quiere seguir en la directiva. Esperamos que la FESFUT pueda resolver a favor nuestro”, manifestó el portero Élmer Hernández, capitán.

QUEQUEISQUE APROVECHÓ

Dentro de la cancha, el Quequeisque no fue tan superior. De hecho, fue el San Pablo el que contó con una gran cantidad de oportunidades para anotar.

Sobre el final del primer tiempo, el Quequeisque apretó tras varias salvadas. Primero fue Denilson Rosales el que se escapó con todo el espacio hacia al frente, y en el momento preciso se la cedió a Carlos Calderón para que definiera solo ante Élmer Hernández, pero se la estrelló en el cuerpo, tuvo una segunda opción en el remate, a puerta vacía, pero el arquero se recuperó para achicarle cualquier espacio.

Dos minutos después, en un tiro de esquina, Douglas Gil abrió el marcador, al conectar bien un balón que le llegó justo a la cabeza, colocándola en la esquina, sin reacción para el arquero.

El San Pablo estuvo cerca de empatar en la acción siguiente, cuando Gustavo Camilo se escapó por la derecha, envió el centro para que William Aguirre la fallara frente al marco.

En la segunda mitad, la visita dominó y creó más de cinco opciones claras para empatar, pero en un contragolpe el Quequeisque sentenció. Carlos Calderón se fue solo ante el arquero y, tras quitárselo, recibió la falta, el balón quedó a la deriva, y fue rematado por Denilson Rosales, pero falló, por lo que el árbitro sancionó el penalti, cobrado de manera efectiva por el mismo Rosales.

Sobre tiempo de descuento, el San Pablo pudo descontar con un penalti, pero Gerson Chamul la estrelló en el travesaño, para dejar el 2-0 final.

Lee también

Comentarios

Newsletter