Lo más visto

Más de Deportes

Seleccionados playeros, Élmer Robles y Exon Perdomo, urgen de ayuda en la Isla San Sebastián

Los seleccionados de fútbol playa, Élmer Robles y Exon Perdomo sufren los efectos de la cuarentena domiciliar por el coronavirus y necesitan víveres.

Enlace copiado
Seleccionados playeros, Élmer Robles y Exon Perdomo, urgen de ayuda en la Isla San Sebastián

Seleccionados playeros, Élmer Robles y Exon Perdomo, urgen de ayuda en la Isla San Sebastián

Enlace copiado

Ante la cuarentena domiciliar decretada por el Gobierno, los seleccionados de fútbol playa Élmer Robles y Exon Perdomo no pueden salir de casa para trabajar como lo hacían a diario en la Isla San Sebastián, Usulután. Ambos necesitan víveres para sus familias.

Robles trabaja bajando cocos en la isla; mientras que Perdomo, es un pescador artesanal. Ambos se mantienen en casa por orden del Gobierno guardando cuarentena y esta isla, del departamento de Usulután, se mantiene bajo custodia policial y del ejército para que esta disposición se cumpla.

Según comentó Robles, las Asociaciones de Desarrollo Comunal (ADESCO) de la Isla San Sebastián realizaron un censo para contabilizar la cantidad de personas necesitadas de víveres y su familia no fue tomada en cuenta. Perdomo ni se enteró de ese censo.

Las Asociaciones de Desarrollo Comunal (ADESCOS) son entes de organización de la comunidad para promover el desarrollo. Trabajan junto a la alcaldía local para la promoción e implementación de proyectos que beneficien a la comunidad y mejoren sus condiciones de vida, en áreas como salud, educación, agua o infraestructuras. 

“La gente aquí en la isla está esperando ayuda, sin la pesca y sin remesas está todo complicado. No podemos trabajar, pasaron anotando (censo) los de la ADESCO, pero no a todos, a mi casa no llegaron porque somos de la selección y dicen que a nosotros nos ayudan; vos sabés bien cuál es nuestra situación, no nos anotaron por esa situación, no sabemos si vendrá ayuda”, dijo Robles.

La Isla San Sebastián se ubica al oriente de la isla La Pirraya y es cuna de estos dos reconocidos futbolistas de la selección de playa. “Supuestamente nosotros pertenecemos al Gobierno, pero necesitamos. En mi caso, mi familia (en el extranjero) me manda remesas, pero desde que pusieron (medidas) y cerraron todo, nada y sin trabajar aquí, es duro”.

“Bajo cocos, es mi trabajo, no se puede todos los trabajos se han detenido. La ADESCO anota cuando hay reparto (de ayuda) pero hay un montón de gente que la han dejado sin anotar, entre estos está mi familia porque ellos dicen que estamos en la selección, pero vos sabés de nuestra situación, ellos lo hacen cuando se puede, es un estímulo, no es pago seguro”, concluyó.

Con la cuarentena,  el servicio de lancha modificó sus horarios desde la isla hacia Puerto Parada, Usulután. A diario salen dos lanchas, como medidas de seguridad, en cada viaje solo dejan salir 20 personas y las autoridades verifican que sea una persona por familia.

“Necesitamos ayuda con algunas cositas, aquí no hay nada, necesitamos ayuda y a través de nosotros a lo mejor puede lograr otra gente de la isla”, concluyó.

EXON SE REBUSCA

Exon Perdomo, goleador de la selección de fútbol playa, también urge de ayuda, no puede salir a pescar y cuando lo logró, no sirvió de mucho porque nadie está comprando pescado para comercializarlo dentro y fuera de la isla.

No tiene casa propia, pero vive en un inmueble propiedad de su hermano porque hace más de cuatro años fueron desalojados de una humilde vivienda construida en una parcela de un familiar, en la vecina isla La Pirraya. Es una casa tradicional de la zona, sin agua potable ni servicio de energía.

La pesca es su fuente, pero tiene prohibido entrar a  pescar al mar “la situación está complicada. La gente piensa que uno esta ‘alivianado’, pero no es así, no sé nada de ese censo, no me daba cuenta. No me tomaron en cuenta, estamos muy mal con la familia”.

Contó que “andar en la rebusca, ando tirando por su cae algo, todo está fregado. Uno se rebusca, pero la autoridad lo hace leña. Vivo cerca de la playa, son pocas casas de los vecinos y todos necesitamos víveres, alimentos. Aceite, frijoles, arroz, azúcar, para pasar los días. Estamos en una grave situación en la isla”.

“Hay poca pesca y la gente no la quiere, cuando uno se rebusca en estos días y agarra poco pescado y los patrones no lo quieren, por eso necesitamos ayuda. Pasamos una dura situación”, concluyó.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines