Lo más visto

Serie a muerte

Chicago ganó y obligó el séptimo y definitivo juego ante los Indios.
Enlace copiado
Serie a muerte

Serie a muerte

Serie a muerte

Serie a muerte

Enlace copiado
S i los Cachorros de Chicago y los Indios de Cleveland han tenido que esperar décadas por un campeonato, disputar un séptimo juego no está de más.

Addison Russell conectó un jonrón con las bases llenas en respaldo de Jake Arrieta para que los Cachorros derrotaran ayer 9-3 a los Indios y llevaran al máximo esta Serie Mundial entre las franquicias con las sequías sin título más prolongadas en el béisbol de las Grandes Ligas. Kris Bryant y Anthony Rizzo también sacudieron jonrones dentro de un ataque de 13 hits de Chicago.

El jonrón de Bryant encendió un racimo de tres carreras en el primer inning, marcando la tónica. El batazo de Russell en el tercero, el primer grand slam en un Clásico de Otoño desde 2005, alejó a los Cachorros, que por segundo juego seguido evitaron la eliminación y hoy intentarán atrapar su primer campeonato desde 1908.

Por segundo partido consecutivo, y pese a una ventaja de cinco carreras, Aroldis Chapman debió entrar en el séptimo, esta vez para sacar cuatro outs en vez de ocho.

De ganar, Chicago podría convertirse en el séptimo club que en la historia de la Serie Mundial se corona tras remontar un 3-1 en contra y el primero que lo consigue fuera de casa desde que los Piratas de Pittsburgh superaron a los Orioles de Baltimore en 1979.

Kyle Hendricks abrirá por los Cachorros ante Corey Kluber, quien se ha acreditado un par de victorias en esta Serie y tratará de emular a Mickey Lolich de Detroit como los únicos abridores con tres triunfos. Lolich lo hizo en 1968.

Pero el as de los Indios se las verá ahora con unos encendidos Cachorros.

Lee también

Comentarios