Show de altura

Skip Stewar y el “Master of Mayhem” pusieron el broche dorado al show.
Enlace copiado
Nocturno.  Skip Stewart con su Pits fue la estrella del Show Aéreo 2013. El “Master of Mayhem”  fue de lo más aplaudido por el público.

Nocturno. Skip Stewart con su Pits fue la estrella del Show Aéreo 2013. El “Master of Mayhem” fue de lo más aplaudido por el público.

Show  de altura

Show de altura

Enlace copiado
El Show Aéreo Ilopango 2013 bajó el telón ayer con las acrobacias extremas de Skip Stewart, quien se consagró como la máxima figura del espectáculo civil que de nuevo alcanzó el calificativo de actividad de primer nivel, pese a las modificaciones obligadas.

La imagen del norteamericano sobrevolando una cortina de humo y fuego tras potentes detonaciones fue el último acto que grabó en la retina el público en la terminal área de Ilopango, donde se dio cita también Richard Gibson con su show pirotécnico “Master of Mayhem”.

En su despedida, Stewart, bautizado con cariño “el piloto loco”, no escatimó giros y descensos vertiginosos, que fueron compensados con calurosos aplausos.

“Skip Stewart le ha tomado un gran cariño a El Salvador y él hace un doble esfuerzo por dar un buen show”, recalcó Francisco Sol, miembro del comité organizador del show al hablar del piloto.

A la jornada de ayer se agregó el despegue y sobrevuelo del avión Embraer 190 de TACA por la pista de Ilopango a baja altura y mucha velocidad, que fue el primer punto del programa dominical.

No menos emocionante fue la carrera del avión Fouga del piloto salvadoreño Eduardo Poma contra el Dragster del guatemalteco Steve Toppe, así como el mano entre Skip Stewart y el auto Porsche.

De acuerdo con proyecciones de Francisco Sol, en el primer día asistieron entre 17,000 y 18,000 personas. Ayer en la clausura había confianza de superar esas cifras.

Previo al desarrollo del programa hubo oportunidad de realizar un vuelo junto a uno de los pilotos salvadoreños por un costo de $150.

Según el comité organizador, un porcentaje de lo recaudado será donado a la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Niños Benjamín Bloom.

Lee también

Comentarios

Newsletter