Simplemente “Inmessionante”

Lionel Messi superó los 300 goles con el Barcelona y fabricó la remontada sobre Granada para ganar 1-2.
Enlace copiado
Enlace copiado
El mismo día que un diccionario de España incluía en su registro el término “Inmessionante” (para catalogar la forma de juego del argentino), “la Pulga” dio el ejemplo más concreto y perfecto de lo que significa la palabra. Dos goles para superar los 300 como jugador del Barcelona y para darle también el triunfo a los suyos ante el Granada.

El equipo catalán, sin el lesionado Xavi ni Iniesta, este por decisión técnica aunque jugó los últimos 20 minutos en el once titular, estuvo peleado con el gol antes del descanso pese a crear bastantes ocasiones, remontando en un segundo acto en el que llegó menos a la meta rival.

El Barça, que lleva nueve partidos seguidos oficiales recibiendo gol, aumenta con este triunfo su ventaja en el liderato de la clasificación, mientras que el Granada, pese a la derrota, mantiene seis puntos sobre el descenso

Con una intervención de Toño lanzándose a los pies de Alexis tras pase de Messi, muy activo sobre todo en el pase todo el partido, y un remate fuera de Nolito arrancó una divertida y bonita primera mitad.

El Granada, tan firme y solidario en defensa como valiente y rápido con el balón en los pies, marcó el 1-0 en el minuto 25 en una jugada que arrancó en un cruce providencial de Mainz cuando Álex iba a marcar ante Toño. En la rápida contra posterior el balón pasó por Ighalo, Aranda, Nolito y el propio Ighalo, que marcó a portería vacía en posible fuera de juego.

El Barça se rehízo bien al gol en contra y siguió asediando a los locales. Adriano disparó con intención pero fuera, poco antes de sufrir molestias, y ser sustituido por Jordi Alba, mientras que Toño se lució ante Messi en el mano a mano, en la ocasión más clara del primer acto.

La segunda parte arrancó con un guión similar pero con el Barcelona mucho más incisivo y marcando la primera ocasión que tuvo. Toño no blocó bien un lanzamiento lejano de Fábregas y Messi aprovechó el rechace para empatar el partido, estrenarse en la ciudad de La Alhambra y anotar su gol 300 con el club azulgrana.

Las tablas llevaron el choque a su fase más anodina, con el mismo control visitante mas sin llegadas a las áreas, hasta que Pedro rompió la monotonía con un duro disparo al palo justo antes de que le anularan un gol a Messi por fuera de juego.

El Barça remontó el choque con otro gol de Messi, que batió a Toño de manera magistral al trasformar de forma directa una clara falta cometida por El Arabi a Thiago en la frontal del área.

El Granada, al que no le quedaba otra, trató de irse al ataque en el último cuarto de hora ante un Barça que hizo pasar los minutos con largas posesiones y ratificó una vez más su paseo hasta el título de Liga.

Tags:

  • Barcelona
  • Liga española
  • Liga
  • Lionel Messi
  • Granada

Lee también

Comentarios

Newsletter