Lo más visto

“Son penaltis soñados, esto es de Dios”

El héroe de la victoria salvadoreña ante Guyana habló sobre el juego del martes pasado en Georgetown.
Enlace copiado
“Son penaltis soñados, esto es de Dios”

“Son penaltis soñados, esto es de Dios”

Enlace copiado
<p>[email protected]</p><p>Una de las figuras de la selección nacional, el arquero Dagoberto Portillo, describió cómo vivió el penalti que le atajó a Carl Cort, de Guyana, en el tiempo agregado del encuentro por eliminatorias en el estadio Providence. Portillo no es extraño a este tipo de especialidades. Hace cuatro años, en una final nacional, ayudó al Isidro Metapán a vencer al Chalatenango atajando tres penaltis y marcando otros dos. Sin embargo, el mismo guardameta asegura que el tiro que detuvo a Cort este martes fue uno de los momentos más importantes de toda su carrera.&nbsp;</p><h2>¿Qué te pasó por la mente en el instante del penalti?</h2><p>Quiero decir públicamente que la gloria sea para Dios. Él sabe el momento adecuado para darte alegrías. Es el fruto del sacrificio de todo un grupo, del cuerpo técnico. Se lo dedicamos a Dios, a nuestros familiares, a la gente que cree y a los que no creen. Es una alegría nacional. Sabiendo el resultado entre Costa Rica y México (triunfo azteca 1-0), quedamos dependiendo de nosotros. Es comprensible que por lo del viernes la gente esté molesta, pero acá está el resultado de trabajar callados, con los pies en la tierra. Estamos alegres, pero con mesura. Falta el partido más importante, contra Costa Rica.</p><h2>Descríbenos el momento del penalti.</h2><p>Podría ser mentira, pero solo Dios y yo sabemos que yo esto lo había pensado. Lo presentía una semana antes, que por ahí cayera un penalti y taparlo… Yo me sentí muy tranquilo, y gracias a Dios se dio. Pero acá no hay héroes. Todos los compañeros, los que anotaron goles, los que defendieron, todos podemos llegar a El Salvador con la frente en alto. El cuerpo técnico se mereció una victoria. Son personas creyentes en Dios, y eso hace que uno trabaje con más devoción.&nbsp;</p><h2>¿Ya sabías a qué lado te ibas a tirar en el penalti?</h2><p>Cuando el árbitro pita el penalti, el capitán de ellos (Chris Nurse) toma la pelota y el número 12 (Carl Cort), el que lo cobra, se lo quita de las manos. Y todavía el capitán le reclama y (Cort) no le hace caso. Yo me limpio los guantes y el árbitro pita para que lo tirara. Yo no estaba ni en posición. Entonces el pateador no me ve en la portería y el árbitro le hace señal de que no tire. Luego, vi el pie de apoyo inclinado hacia la izquierda, y elegí mi lado derecho. Gracias a Dios la pelota salió a la banda, no al centro, y se alejó más.&nbsp;</p><h2>¿Cómo se vivieron los minutos finales? El árbitro no pitaba nunca.</h2><p>Son momentos en los que la adrenalina fluye al mil por ciento, pero con la confianza en tus compañeros, con la sed de victoria, las cosas se dieron. Los compañeros hicieron su trabajo; aunque se vea feo, hay que reventar la pelota donde sea.&nbsp;</p><h2>¿Qué pasó cuando llegaron al vestuario?</h2><p>Estábamos alegres por el resultado, pero con mesura. No se ha ganado nada, falta Costa Rica. Esperamos que con esta victoria la gente vuelva a creer en su selección y que llene ese estadio ante Costa Rica.&nbsp;</p><h2>¿Qué autocríticas se hacen en otro partido de vértigo, como el del Cuscatlán?</h2><p>Sí, un partido muy parecido. En la charla técnica el profesor fue enfático en que todos debíamos estar concentrados los primeros 10 minutos de cada tiempo. Lastimosamente, al primer minuto cae el primer gol. Son cosas que se dan, pero me gustó la actitud de los compañeros, en ningún momento bajamos los brazos. Hicimos lo que el profesor quería: mantener la pelota, no nos desesperamos. Después, por buscar el triunfo, nos pusimos 2-1. Luego, en la cena, comentamos que nos cuesta mantener la ventaja, poner un poquito más de calma; eso se mejora con trabajo.&nbsp;</p><h2>¿Cómo calificas a tu pareja de centrales: Xavi García y Milton Molina?</h2><p>Lastimosamente, Purdy salió por una lesión, pero les dimos confianza. Ellos fueron pareja en la sub 23 y ya se conocían. En este grupo, juegue quien juegue, tendrá nuestra confianza. Estamos todos con un objetivo, que es clasificar.&nbsp;</p><h2>Concluimos que Guyana no es tan débil como se pensaba.</h2><p>Para nada. Realmente, felicitamos a Guyana. Nos complicó en el Cuscatlán y acá. Son jugadores bastante técnicos. Por ahí su error es que a la hora de defensa, son desordenados por las bandas, solo ven las pelotas, no los movimientos que hacen los delanteros. Ahí hicimos mucho daño. Ellos prácticamente han quedado eliminados, pero para la otra eliminatoria van a dar mucho de qué hablar.&nbsp;</p><h2>¿El equipo llegó ya a definir una columna vertebral en la selección?</h2><p>Esa respuesta te la puede dar el profesor. Lo que tengo claro es que todos estamos comprometidos a lo que queremos. Sí vimos que nuestro referente en ataque es Rafa (Burgos); Cheyo es muy dotado técnicamente, ve los espacios… El profesor sacará las conclusiones adecuadas para sacar a un grupo ganador.&nbsp;</p><h2>¿El de la noche del martes es el penalti más inolvidable de tu carrera?</h2><p>Hay varios, pero este es a nivel de selección. Son penaltis soñados, pero esto es de Dios. En un equipo tú juegas con 10,000 o 20,000 aficionados. A nivel de selección jugás con la felicidad o la amargura de 8 o 9 millones de salvadoreños. Y qué bueno que la selección respondió, porque el salvadoreño se merece una alegría.&nbsp;</p>

Tags:

  • deportes
  • la-selecta

Lee también

Comentarios