Sosiego y angustias

Íker Casillas volverá a jugar en Camp Nou y Claudio Bravo va a su primer clásico como local.
Enlace copiado
Sosiego y angustias

Sosiego y angustias

Enlace copiado
El primer clásico de la temporada, en el estadio Santiago Bernabéu, derribó la imbatibilidad del chileno Claudio Bravo, afianzado en el Barcelona con una titularidad que, sin embargo, aún divide al entorno del Real Madrid respecto a su guardameta y capitán, Íker Casillas.

Fue el 25 de octubre de 2014 cuando sucedió el primer duelo del curso entre los dos gigantes de la Liga. Entonces el Barcelona irrumpió en el recinto blanco invicto. Líder absoluto de la competición. Sin haber encajado gol alguno durante las ocho primeras jornadas de Liga y con el meta chileno asentado como dueño de la portería del equipo de Luis Enrique.

El Real Madrid, aquella tarde, fijó la caducidad de la marca de Bravo con un penalti transformado por Cristiano Ronaldo en el minuto 35 de partido. Claudio Bravo estuvo 754 minutos imbatido como meta azulgrana. Al final del partido encajó tres.

Recuperó ese sábado Íker Casillas la condición de salvador. Una parada imposible, de las de antaño, sostuvo al conjunto de Carlo Ancelotti, que perdía por 0-1 en el momento en el que Leo Messi se topó con el meta internacional español.

Meses después el torneo ha estado plagado de vaivenes para ambos. También la situación del meta español, que a raíz de aquel encuentro ante el Barcelona obtuvo cierto sosiego y la tregua de esa parte de la grada que le cuestiona al mínimo error desde hace más de un año, siempre que puede.

El capitán del Real Madrid jugará en el recinto azulgrana por primera vez desde el 7 de octubre de 2012, cuando su equipo empató a dos goles.

Por su parte, el chileno, inamovible en esta competición aunque relegado en los otros dos torneos, ha jugado los 26 choques ligueros y solo 16 tantos ha recibido. Es el meta menos batido de la liga.

No ha sido la portería un asunto a tratar en el equipo azulgrana. Luis Enrique pronto estableció las bases. Al modo que ocurrió el pasado año en el Real Madrid, uno juega la Liga, y ese es Claudio Bravo.

Luis Enrique aprovechó la lesión del germano poco antes del arranque del curso para definir el papel de cada uno. Y no le ha ido mal. Claudio Bravo ha dado muestras claras de solvencia. Se ha adaptado a la perfección a los requisitos del juego de su equipo y no se le recuerda error de bulto, sonoro, en lo que va de ejercicio.

Tal y como requiere el juego del Barcelona, el chileno ha presumido de una notable destreza con los pies. Y eso le ha revalorizado.

Por contra, el meta sudamericano ha tenido actuaciones decisivas para su equipo en momentos puntuales. Ha sumado. Y nadie pone en cuestión su condición de titular para la Liga

Claudio Bravo disfrutará de su primer clásico como local.

Tags:

  • Barcelona
  • Real Madrid
  • Casillas
  • Bravo
  • clasico

Lee también

Comentarios

Newsletter